Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sudán está dispuesto a poner en marcha conversaciones "fructíferas" para poner fin a la disputa sobre Abyei

El ministro de Asuntos Exteriores sudanés, Ibrahim Ghandour, ha reiterado este viernes que Sudán está preparado para poner en marcha conversaciones "fructíferas" en el marco de la disputa sobre la región de Abyei, que se encuentra entre Sudán y Sudán del Sur.
Las declaraciones de Ghandour han tenido lugar unas semanas antes de cara a las dos reuniones previstas para la semana que viene en Adís Abeba, la capital de Etiopía, a la que acudirá la comisión conjunta a cargo de la administración de la región de Abyei, así como los líderes tradicionales de las comunidades Ngok Dinka y Misseriya.
Las partes deberán alcanzar un acuerdo para establecer una administración conjunta en la zona. El lunes, una delegación tripartita formada por representantes de la Unión Africana, Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad de la ONU visitó Jartum, la capital sudanesa, para evaluar la situación en la zona.
Durante el encuentro, el portavoz del Ministerio, Gharib Allah, Khidir, ha señalado que el Gobierno está dispuesto a llevar a cabo conversaciones fructíferas sobre la situación en la zona, según ha informado el diario local 'Sudan Tribune'.
"La visita de la delegación tripartita ha tenido lugar antes de la reunión de Adís Abeba, prevista para el 16 de agosto, y estará seguida por otra reunión entre los líderes de las diferentes comunidades", ha informado Khidir.
La visita de la delegación ha tenido lugar de cara a la próxima reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la ampliación del mandato de la Fuerza Interina de Seguridad de Naciones Unidas para Abyei (UNISFA) en noviembre.
A pesar de que el Gobierno sudanés asegura estar preparado para poner en marcha una administración conjunta, la comunidad Ngok Dinka ha rechazado en varias ocasiones esta solución y ha insistido en la realización de un referéndum para definir el futuro de la región.
EL PROBLEMA DEL REFERÉNDUM
La disputa sobre Abyei, una región productora de crudo, se remonta al año 2011, cuando Sudán del Sur logró su independencia. No existe administración conjunta sobre la zona, donde la tribu Ngok Dinka ha insistido en la necesidad de celebrar un referéndum sin contar con la tribu árabe seminómada Misseriya.
Existen en la zona dos comisiones, una para los Misseriya --que ha sido establecida por el Gobierno sudanés-- y otra para los Ngok Dinka --formada por el Gobierno sursudanés--.
El 27 de junio de 2011, el Consejo de Seguridad, dispuso la UNISFA mediante una resolución para poner fin a la escalada de violencia en la región. El Acuerdo General de Paz (CPA, por sus siglas en inglés) señala que el territorio continuará formando parte de Sudán hasta que un referéndum determine el futuro de la zona.