Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sudán del Sur critica a un grupo rebelde del país por anunciar que volverá a tomar las armas

El Gobierno de Sudán del Sur ha criticado este miércoles la declaración del Movimiento Democrático de Sudán del Sur-Facción Cobra sobre un nuevo levantamiento armado contra el presidente del país, Salva Kiir.
El grupo, que estuvo encabezado por David Yau Yau, firmó con Kiir en mayo de 2014 un acuerdo que dio un estatus de región semiautónoma a Gran Pibor, si bien los actuales líderes del grupo aseguran que el Gobierno ha dejado de lado el resto de los puntos del acuerdo.
El acuerdo implicó además que Yau Yau fue nombrado viceministro de Defensa. El actual líder del grupo es Jalid Botrus Bora, cuyo portavoz, Kernoy Philip Kadal, ha asegurado que unirán fuerzas con otros grupos para derrocar a Kiir.
El portavoz gubernamental, Akol Paul Kordit, ha sostenido que las razones citadas por el grupo deberían poder tratarse a través del diálogo para lograr una mejora, sin necesidad de tomar las armas.
"Nos hemos enterado de esto a través de los medios. Los temas que apuntan, como el asunto de un asesor presidencial y la construcción de carreteras, no llevan a una persona racional a tomar las armas y matar gente y destruir propiedades", ha dicho.
"Hay cosas que pueden ser tratadas a través del diálogo pacífico. No necesitan tomar las armas e irse a los arbustos", ha explicado, según ha informado el diario sudanes 'Sudan Tribune'.
Por otra parte, el propio Yau Yau se ha reunido con Kiir para ratificar su compromiso con el Gobierno tras el comunicado del grupo que lideró hasta el acuerdo de paz.
EL INCREMENTO DE LAS TENSIONES
El anuncio del citado grupo llegó apenas dos días después de que el líder rebelde sursudanés Riek Machar anunciara desde Sudán --donde se encuentra después de resultar herido en los enfrentamientos registrados en julio en Yuba-- que pretende reagrupar sus fuerzas y retomar las armas contra Kiir.
El comunicado de Machar fue publicado tras un encuentro en la capital de Sudán, Jartum, con miembros del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO).
El movimiento firmó en agosto de 2015 un acuerdo de paz con el Gobierno según el cual Machar volvería a la Vicepresidencia, si bien la aplicación del mismo sufrió varios retrasos y acabó por desmoronarse con los enfrentamientos de julio, en los que murieron más de 300 personas.
En su comunicado, Machar destacó que el citado acuerdo de paz "es caduco", al tiempo que hizo un llamamiento a boicotear al Gobierno y a los que se han unido a él, incluido Taban Beng Gai, su antiguo negociador.
Asimismo, describió al Ejecutivo de Kiir como un "gobierno bandido", apuntando a sus violaciones del acuerdo de paz, y abogó por reorganizar sus fuerzas para llevar a cabo "una resistencia popular armada contra el régimen autoritario y fascista de Kiir".