Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sudán celebra la decisión de EEUU de levantar parte de las sanciones y asegura que continuará la cooperación

El ministro de Asuntos Exteriores de Sudán, Ibrahim Ghandour, ha celebrado este viernes la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de levantar parte de las sanciones impuestas al país, indicando que se trata de una decisión fruto del diálogo celebrado entre ambas partes durante más de un año En un comunicado recogido por el diario 'Sudan Tribune', Ghandour ha descrito como "avanzada" esta decisión, y ha asegurado que Washington y Jartum continuarán "cooperando con el nuevo Gobierno de Estados Unidos" en diferentes aspectos para "mejorar la paz y la seguridad" y "combatir el tráfico de personas y el terrorismo".
El ministro de Asuntos Exteriores de Sudán, Ibrahim Ghandour, ha celebrado este viernes la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de levantar parte de las sanciones impuestas al país, indicando que se trata de una decisión fruto del diálogo celebrado entre ambas partes durante más de un año
En un comunicado recogido por el diario 'Sudan Tribune', Ghandour ha descrito como "avanzada" esta decisión, y ha asegurado que Washington y Jartum continuarán "cooperando con el nuevo Gobierno de Estados Unidos" en diferentes aspectos para "mejorar la paz y la seguridad" y "combatir el tráfico de personas y el terrorismo".
Asimismo, la cooperación seguirá con el objetivo de que Washington retire al país africano de su lista de países que apoyan el terrorismo.
El portavoz del Ministerio, Gharib Alá Jidir, ha subrayado la "importancia" de la decisión adoptada por el Ejecutivo de Obama, cuyo mandato expira el próximo 20 de enero, que supone un "desarrollo positivo de las relaciones bilaterales".
Por su parte, el presidente del comité económico del gobernante Partido del Congreso Nacional, Hasán Ahmed Taha, ha señalado que con esta medida se ayudará a Sudán a "avanzar en lo económico" y podrá atraer al país africano inversión extranjera.
Las sanciones, impuestas durante la Administración de Bill Clinton, en 1997, serán derogadas en un plazo de 180 días, según la Casa Blanca para alentar al Gobierno sudanés a incrementar en este tiempo su lucha antiterrorista y mejorar su comportamiento en materia de Derechos Humanos.
Mientras, Washington seguirá considerando a Sudán como un país y mantendrá vigentes sanciones económicas y políticas, así como la declaración de que el presidente, Omar Hasán al Bashir, ha cometido crímenes de guerra.
El Gobierno de Barack Obama fundamenta su decisión en la consideración de que Sudán ha puesto fin a sus bombardeos en Darfur y otras zonas en conflicto en el país, así como por el apoyo de Jartum a la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.
Asimismo, considera que las autoridades están permitiendo un mayor acceso de la ayuda humanitaria a las zonas en conflicto, controlando el flujo de armas hacia Sudán del Sur, y su rechazo a acoger a rebeldes de este país en su territorio.