Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sturgeon dice que Escocia podría optar por la independencia tras la apuesta de May por un 'Brexit duro'

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha defendido este martes que el 'Brexit duro' que ha planteado la primera ministra británica, Theresa May, con un Reino Unido fuera del mercado único, no es lo que quieren los escoceses y por tanto se les debería dar la opción de pronunciarse sobre su futuro.
"Pese a todas sus cálidas palabras, ahora está claro que Reino Unido se dirige a un Brexit duro, que amenaza con ser económicamente catastrófico", ha defendido Sturgeon, denunciando que el Gobierno británico está actuando movido por "las obsesiones de la extrema derecha de los tories".
La ministra principal ha sostenido que pese a que el Gobierno británico recibió las propuestas planteadas por Escocia de cara a la negociación con la UE, "todavía no hemos visto evidencias de que la voz de Escocia se esté escuchando o de que nuestros intereses se estén tomando en cuenta".
En este sentido, ha recalcado que "no se puede permitir al Gobierno británico que nos saque de la UE y del mercado único, sin tener en cuenta el impacto en nuestra economía, empleo, estándares de vida y nuestra reputación como un país abierto y tolerante, sin que Escocia tenga la capacidad de elegir entre esto y un futuro diferente", en referencia a la independencia.
"Con sus comentarios de hoy, la primera ministra solo ha conseguido en hacer esa elección más probable", ha añadido Sturgeon, que desde que se celebró el referéndum sobre el Brexit en junio ha amenazado con la convocatoria de una segunda consulta en Escocia sobre su independencia.
El territorio ya celebró un referéndum en 2015 en el que los escoceses rechazaron separarse de Reino Unido, entre otros motivos porque esto supondría salir de la UE. Precisamente, los escoceses votaron por mayoría en el referéndum del 23 de junio de 2016 a favor de la permanencia en la UE, argumento esgrimido por Sturgeon para que se tenga en cuenta su opinión en la negociación.
Durante su discurso, May ha asegurado que está "deseando trabajar con las administraciones en Escocia, Gales e Irlanda del Norte para lograr un Brexit que funcione para el conjunto de Reino Unido".
Parte del proceso significará, ha dicho la primera ministra, el asegurarse que en el proceso de devolución de competencias de Bruselas a Reino Unido estas vuelven a quien le corresponde, el Gobierno británico o las administraciones de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.