Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stoltenberg, confiado de que "todos los aliados pueden compartir y tratar" Inteligencia "de forma correcta"

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha subrayado su convicción este jueves de que "todos" los aliados "pueden compartir y tratar" Inteligencia "de forma correcta" y ha dejado claro que confía "lo suficiente" en todos ellos, al ser preguntado por las relevaciones del diario 'The Washington Post' de que el presidente estadounidense, Donald Trump, compartió información clasificada con Rusia, que podría poner en peligro una fuente clave de Inteligencia sobre Estado Islámico.
"Confío en todos los aliados lo suficiente y estoy absolutamente confiado en que pueden compartir y tratar esta información de forma correcta. Esto es lo que hemos visto durante muchos, muchos años", ha asegurado el secretario general aliado en declaraciones a la prensa al ser preguntado si cree que Estados Unidos sigue siendo un socio fiable para compartir Inteligencia.
"Aprecio mucho la cooperación que tenemos dentro de la OTAN en intercambio de información", ha asegurado, insistiendo en que compartir Inteligencia "es de gran importancia para todos los aliados".
Stoltenbeg ha recordado que "la OTAN ha mejorado y aumentado" su capacidad para compartir Inteligencia entre aliados. "Acabamos de establecer una nueva División de Inteligencia y aprecio mucho la cooperación que tenemos todos los aliados en lo que se refiere a compartir Inteligencia. Es de gran importancia para todos los aliados", ha asegurado.
ENTRAR O NO EN LA COALICIÓN
Respecto a la posibilidad de que la OTAN se sume como miembro formal a la coalición internacional que encabeza Estado Unidos contra el Estado Islámico en Siria e Irak, algo que discuten los aliados en la actualidad, Stoltenberg ha explicado que todavía no se ha decidido y que en cualquier caso la OTAN no participará en operaciones de combate.
Stoltenberg ha admitido que los aliados a favor ponen en valor que "la OTAN enviaría un mensaje claro de apoyo político a la coalición". "También podríamos tener una plataforma mejor para coordinar el apoyo de la OTAN a la coalición entre aliados", ha explicado, que ha recordado que todos los países de la OTAN son miembros de la coalición y la OTAN ya le presta apoyo con patrullas aéreas con su avión de alerta temprana AWACS y entrenando a las fuerzas iraquíes.
"Lo importante es que la OTAN no se implicará en ninguna operación de combate. No ha habido ninguna petición para esto para nada", ha explicado Stoltenberg, insistiendo en que se descarta "cualquier tipo de operación de combate". "Nadie quiere que la OTAN entre en operaciones de combate en Siria ni Irak. Esto está totalmente fuera de cuestión", ha dicho.
En cualquier caso, Stoltenberg ha defendido que "la OTAN debe continuar a prestar apoyo a la coalición, con independencia de si entramos o no formalmente la coalición".
Los jefes de Estado Mayor de la Defensa de los Veintiocho aliados han recomendado este miércoles que la OTAN se sume como miembro a la coalición internacional, algo que se espera que decidan los jefes de Estado y de Gobierno cuando se reúnan en la cumbre del 25 de mayo en Bruselas.
Los aliados estudian ampliar el apoyo a la coalición contra el Estado Islámico con su avión de vigilancia temprana AWACS --que comenzó a hacer patrullas aéreas a finales de octubre en la zona-- para poder asumir también funciones de gestión del espacio aéreo, pero en ningún caso, una función de mando control para coordinar ataques, una 'línea roja' para Alemania y otros países, según han avanzado a Europa Press fuentes aliadas y diplomáticas.
También se espera que en la cumbre se detalle algo más el acuerdo de marzo de los aliados para ampliar la formación de las fuerzas iraquíes -centrado fundamentalmente en la actualidad a la lucha contra los artefactos explosivos improvisados-- al adiestramiento en medicina militar para formar a "nuevos paramédicos" y ayuda al mantenimiento de tanques y vehículos de combate y que se comprometan en mantener la misión de entrenamiento en Afganistán en 2018 y "quizá más allá", aunque la decisión sobre el nivel de fuerzas que permanecerá se dejará para junio. Stoltenberg ha vuelto a dejar claro que la OTAN no volverá a un papel de combate, tampoco en Afganistán.