Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sobrevive tras nacer con poco más de 450 gramos

Sobrevive tras nacer con poco más de 450 gramosDaily Mail

Ruth Nash, embarazada de gemelos, se puso de parto en la semana 22 de gestación 

La pequeña Matilda nació pero 19 horas más tarde falleció 

Los médicos consiguieron retener a Stanley que finalmente nació dos semanas después

Luchó hasta sobrevivir. Ruth Nash, una mujer británica de 34 años, estaba embarazada de gemelos cuando en la semana 22 de gestación se puso de parto. Entonces nació la pequeña Matilda, que falleció tan sólo 19 horas después de haber venido al mundo. Por el contrario, los médicos consiguieron retener a Stanley que nació dos semanas después. El bebé nació con poco más de 450 gramos y ahora, seis meses después, no muestra ningún efecto de su dramática llegada al mundo.
Ruth se puso de parto en la semana 22 de gestación. Estaba embarazada de gemelos y los médicos la advirtieron de las escasas posibilidades de que los pequeños salieran con vida.
Así, dio a luz a la pequeña Matilda que trágicamente falleció sólo19 horas después de haber nacido, según publican algunos medios como el Daily Mail.
Sin embargo, los doctores consiguieron retener en el vientre materno a Stanley que vino al mundo dos semanas después.
El bebé nació con poco más de 450 gramos pero su lucha contra viento y marea le ha hecho llegar a los seis meses sin secuelas.
"Yo quería hacer lo que fuera para poder ser madre. Me metí en la cama, me acosté y no me moví. Me dijeron que había muchas probabilidades de que perdiera al bebé. Pensé que si no hacía nada no tendría el hermoso bebé que tengo ahora", explica la madre.
"Cuando pude tenerlo conmigo fue el mejor momento de mi vida. Sé que he perdido a un hijo pero me siento la mujer más afortunada del mundo", comenta.