Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan ahorcada en su casa a una adolescente de 13 años

Sophie ParkinsonMirror

Conmoción en la localidad escocesa de Dundee por el suicidio de la adolescente de 13 años, Sophie Parkinson que apareció ahorcada en su casa el pasado sábado. Alguien próximo a la joven ha contado a través de Twitter que Sophie habría sido víctima de acoso escolar, algo que ha sido puesto en duda por la dirección del centro educativo y los agentes que investigan el caso.

Cuenta Mirror News que toda la comunidad escolar de la Escuela Secundaria de Dundee coincide en describir a Sophie como una joven de "gran sonrisa y personalidad generosa". Por eso les extraña que hubiera tomado tan terrible decisión. Incluso el director del centro, John Halliday, durante un acto de homenaje celebrado en su recuerdo se refirió a ella describiéndola como "amable y cariñosa".

Aseguró también en su discurso que, "su enorme sonrisa y su personalidad generosa dejaron una huella imborrable en todos los que la conocieron".
Una amiga de Sophie Parkinson sugiere que era víctima de acoso escolar
Pero hay compañeros de Sophie que creen que escondía algún secreto. De hecho, alguien de su entorno ha sugerido a través de su cuenta de Twitter que su trágico suicidio podría estar relacionado con un caso de acoso escolar que no habría podido soportar.

El mensaje de @becca2207 decía: "El cielo ganó un ángel.sophie parkinson 2000-2014 1 de marzo.nunca olvidar. RIP.3 palabras bullying arruina vidas".

La dirección del centro se ha apresurado a negar esta posibilidad. John Halliday está convencido de que esta práctica no ha sido un factor determinante en "esta horrible tragedia".

Según ha declarado a los medios, "el centro tiene establecidas políticas para garantizar el bienestar de los alumnos".

Sophie y su familia residen en un amplio chalé ubicado en Liff, una zona residencial en las afueras de Dundee. Su madre, investigadora universitaria estaba casada en segundas nupcias con un diseñador informático y tenían otro hijo, tres años mayor.  

La casa está ahora llena de ramos de flores dejados por los vecinos y amigos que están viviendo la tragedia como una pesadilla, según han declarado.