Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Somalia pide explicaciones a EEUU por su bombardeo contra soldados de la región de Galmudug

El Gobierno de Somalia ha pedido explicaciones este jueves a Estados Unidos por un bombardeo que llevó a cabo el miércoles en el país y que podría haber matado a numerosos soldados de la región de Galmudug.
Tras una reunión a nivel ministerial, el Gobierno ha solicitado "una explicación clara sobre el bombardeo de Estados Unidos contra las fuerzas de Galmudug, un estado federal de Somalia", según ha informado la emisora local Radio Shabelle.
Asimismo, ha anunciado que nombrará un comité ministerial para investigar el bombardeo. Por su parte, residentes de Galkayo, donde tuvo lugar el ataque, se han manifestado durante la jornada y han quemado una bandera estadounidense.
Las autoridades de Galmudug acusaron el miércoles a Puntlandia de haber dado información errónea a Estados Unidos para que bombardeara sus posiciones, matando a 22 soldados.
"Puntlandia desinformó a Estados Unidos y como consecuencia nuestras fuerzas fueron bombardeadas", denunció el ministro de Seguridad de Galmudug, Osman Issa.
Issa aseguró que Puntlandia dio esta información a Estados Unidos haciendo creer a Washington que se estaba enfrentando a miembros de la milicia islamista Al Shabaab.
En este sentido, fuentes policiales de Puntlandia informaron de que el bombardeo se saldó con la muerte de "más de una decena" de milicianos, rechazando las afirmaciones de las autoridades de Galmudug.
Los soldados de Puntlandia y Galmudug se han enfrentado repetidamente por territorios y rivalidades políticas en los últimos años.
Además de combatir en una guerra civil que comenzó en 1991, las fuerzas nacionales, leales al Gobierno de Mogadiscio respaldado por Occidente, y las milicias regionales se enfrentan a la insurgencia islamista. En ocasiones, las milicias se atacan entre sí.
LA REACCIÓN DE EEUU
La denuncia fue formulada un día después de que el Mando África de Estados Unidos informara de un bombardeo "en defensa propia" contra fuerzas de Al Shabaab en la zona.
En su comunicado, detalló que "durante una operación antiterrorista encabezada por fuerzas somalíes, un grupo de combatientes armados de Al Shabaab atacó, amenazando la seguridad de las fuerzas somalíes y sus asesores estadounidenses".
"Las fuerzas somalíes respondieron en defensa propia, matando a varios milicianos, si bien los combatientes enemigos continuaron atacando. En respuesta, Estados Unidos llevó a cabo un bombardeo en defensa propia para neutralizar la amenaza, matando a cuatro combatientes", dijo.
En respuesta a las acusaciones de Issa, el portavoz del Pentágono, Jeff Davis, ha asegurado que las autoridades estadounidenses investigarán la posibilidad de que el bombardeo alcanzara a otras fuerzas diferentes a las de Al Shabaab.