Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Snowden pedirá asilo temporal en Rusia tras no poder viajar de momento a Iberoamérica

Rueda de prensa de Snowden en el aeropuerto moscovita de SheremetyevoEFE

El excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden pedirá asilo de forma temporal en Rusia ante la imposibilidad en estos momentos de poder viajar a Iberoamérica, donde varios países como Venezuela, Guatemala o Bolivia, se han ofrecido para acogerle.

Así se lo ha transmitido el exagente de la CIA acusado de espionaje por EEUU, Edward Snowden, a una representante de Human Rights Watch (HRW), Tanya Lokshina, y otros defensores de los Derechos Humanos en el encuentro que ha tenido lugar en el aeropuerto de Sheremetievo, en Moscú, según ha informado una periodista del 'New York Times' a través de su cuenta en Twitter.
"Solo estoy en posición de aceptar la oferta de Rusia debido a mi incapacidad de viajar", ha lamentado Snowden, según Lokshina, a la que cita la periodista Ellen Barry. El ex agente de la CIA ha denunciado que tanto Estados Unidos como los países europeos están actuando en contra de la ley, al impedirle viajar.
Snowden ha asegurado igualmente, según la citada fuente, que "ninguna acción que ha emprendido o que planea emprender buscan perjudicar a Estados Unidos", en una aparente referencia a la condición impuesta por el presidente ruso, Vladimir Putin, para darle asilo en el país. El mandatario pidió a Snowden que deje de perjudicar a Estados Unidos con sus revelaciones.
El ex trabajador de la NSA se encuentra en el aeropuerto moscovita desde el pasado 23 de junio, cuando llegó procedente de Hong Kong. Estados Unidos quiere detenerle por sus revelaciones sobre varios programas de vigilancia de las agencias de seguridad, no solo a estadounidenses sino también a las instituciones europeas y a ciudadanos de otros países.