Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Snowden ha pedido "asilo y asistencia" a 21 países, incluido España

Edward Snowden sigue en la zona de tránsito del aeropuerto rusoEFE

Wikileaks ha revelado que Edward Snowden ha solicitado "asilo y asistencia" a 21 países, incluido España. El ex agente de Inteligencia ha acusado al Gobierno de Barack Obama de "usar la ciudadanía estadounidense como un arma" por promover su captura internacional como represalia por revelar la existencia de un programa gubernamental para espiar a través de los servidores de las grandes empresas de Internet.

"El pasado 30 de junio, la asesora legal de Wikileaks Sarah Harrison entregó en mano una serie de solicitudes de asilo y de asistencia en nombre de Edward Snowden", ha anunciado en un comunicado publicado en la red social Twitter.
Las solicitudes fueron entregadas a un funcionario del consulado ruso en el Aeropuerto Internacional de Sheremetyevo, en Moscú, para que se las hiciera llegar a las correspondientes embajadas en la capital del país euroasiático.
Wikileaks ha revelado que "estos documentos ponen de manifiesto el riesgo de persecución que afronta el señor Snowden en Estados Unidos", que ya le ha acusado de espionaje, robo y conversión de propiedades del Gobierno.
Las solicitudes se han dirigido a Ecuador, como había confirmado el Gobierno de Rafael Correa; a Rusia y China, países que han colaborado en la huida internacional de Snowden; e Islandia, como se había especulado en primer lugar.
El ex espía también ha acudido a España, Italia, Irlanda, Francia, Alemania, Austria, Polonia, Suiza, Países Bajos, Noruega y Finlandia, en Europa; Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Brasil y Cuba, en América Latina; e India, en Asia.
Acusaciones a Obama
El ex agente de Inteligencia ha acusado al Gobierno de Barack Obama de "usar la ciudadanía estadounidense como un arma" por promover su captura internacional como represalia por revelar la existencia de un programa gubernamental para espiar a través de los servidores de las grandes empresas de Internet.
"El presidente Obama dijo el pasado martes ante el mundo que no permitiría ningún tejemaneje diplomático sobre mi caso, pero ahora sabemos que ordenó a su vicepresidente que presionara a los líderes de los países a los que he pedido protección para que rechazaran mi solicitud de asilo político", ha dicho en un comunicado difundido por Wikileaks.
A ello ha añadido que el Gobierno estadounidense ha revocado unilateralmente su pasaporte, sin que medie orden judicial. "La administración Obama me ha convertido en una persona sin Estado", ha denunciado.
Snowden ha sostenido que "este tipo de engaño de un líder mundial" y "la pena extralegal del exilio", no son actos de "justicia", sino "viejas y malas herramientas de agresión política cuyo propósito es asustar, no a mí, sino a los que están detrás de mí".
"Al final, la administración Obama no teme a los chivatos como yo, Bradley Manning o Thomas Drake. Nosotros somos personas sin Estado, en la cárcel, sin poder. La administración Obama os teme a vosotros. Teme una sociedad informada y enfadada que exija el Gobierno constitucional que se le prometió", ha considerado.
Caso Snowden
Snowden se convirtió en un personaje público el pasado 7 de junio, cuando reveló a 'The Washington Post' y 'The Guardian' que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) posee un programa llamado PRISM con el que accede a los servidores de nueve empresas de Internet, con su consentimiento, para recabar información útil para Inteligencia.
Cuando la noticia se publicó, el ex agente de Inteligencia estaba en Hong Kong, pero una semana después decidió abandonar la ex colonia británica rumbo a Moscú. Desde entonces, se encuentra en el Aeropuerto Internacional de Sheremetyevo.
Estados Unidos ha presentado una queja formal ante China por permitir que Snowden abandonara Hong Kong, pero el gigante asiático se ha escudado en el principio de 'un país, dos sistemas' y ha subrayado que "no había base legal" para impedir que el ex espía viajara a Rusia.
Tras el fallido intento de retener a Snowden en Hong Kong, Estados Unidos ha expresado su deseo de evitar una confrontación con Rusia por este caso, pero ha insistido en que tiene la capacidad legal de expulsarlo y extraditarlo.
Sin embargo, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha defendido la estancia del ex agente de Inteligencia en Moscú, subrayando que se trata de un "pasajero en tránsito", aunque ha advertido de que, si quiere quedarse, debe cesar en su empeño de "perjudicar" a Estados Unidos.