Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Sisi recalca que "no hay excusa" para la muerte de migrantes y pide a los jóvenes que no abandonen el país

El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ha recalcado este lunes que "no hay excusa" para la muerte de personas en travesías para llegar a otros países, tras la muerte de 170 personas al hundirse una barca frente a las costas egipcias.
"No hay justificación o excusa para la muerte de seres humanos de Egipto y otros países", ha dicho, pidiendo a los jóvenes del país que no migren y recalcando que Egipto "no puede ser un Estado de refugiados".
"Cualquier joven que viaja de esta forma paga mucho dinero, ya lo tenga o deba pedirlo prestado", ha lamentado, abogando por combatir "la migración ilegal", según ha informado el diario local 'Al Ahram'.
Por último, ha pedido a la sociedad que ayude a controlar las fronteras, recalcando que "Egipto tiene 5.000 kilómetros (de frontera) (...) y el Estado no puede controlar el cien por cien por sí solo".
El sábado, Al Sisi ordenó a las autoridades que castiguen a los responsables del naufragio. La embarcación transportaba a entre 450 y 600 personas, pese a que solo tenía capacidad para transportar a 150.
Por su parte, el primer ministro del país, Sherif Ismail, ha ordenado la puesta en marcha de un plan para reflotar la embarcación, tal y como ha apuntado el Ministerio de Sanidad.