Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siria dice estar dispuesto a colaborar con la OPCW para investigar el ataque químico en Alepo

El Gobierno de Siria ha negado nuevamente estar detrás de un ataque químico en la ciudad de Alepo (norte), expresando su disposición a colaborar con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas) en sus investigaciones.
El Ministerio de Exteriores ha señalado en su comunicado que "el verdadero criminal en todos los casos en los que fueron usados gases tóxicos fueron los grupos terroristas", según ha informado la agencia estatal siria de noticias, SANA.
"Los grupos terroristas y sus jefes en Occidente y los países del Golfo, su Inteligencia y agencias de medios, se han acostumbrado a circular propaganda contra Siria a través de acusaciones infundadas", ha recalcado.
La Defensa Civil Siria, un grupo de rescatistas conocidos como 'cascos blancos' y que opera en las zonas bajo control rebelde, denunció el martes que helicópteros gubernamentales lanzaron barriles bomba con gas de cloro contra un barrio del este de Alepo.
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha indicado este miércoles que una persona murió como resultado del ataque, que causó decenas de casos de asfixia. Por su parte, el Ejército ha rechazado las acusaciones.
El Ejército sirio, apoyado por fuerzas aliadas incluidas milicias chiíes iraquíes y libanesas, rodeó el domingo la parte de Alepo controlada por los rebeldes y en la que se estima que viven más de 250.000 personas.
Una investigación de Naciones Unidas y la OPCW publicada el mes pasado determinó que las fuerzas gubernamentales eran responsables de dos ataques tóxicos en 2014 y 2015 en las que se usó gas de cloro, apuntando a la responsabilidad de Estado Islámico en otro ataque químico en el país.