Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército sirio hace retroceder al Estado Islámico en Palmira

El Ejército sirio ha logrado hacer retroceder al Estado Islámico en la histórica ciudad de Palmira, tras los avances logrados por los yihadistas, han informado medios de comunicación oficiales como la agencia de noticias estatal SANA.

"Unidades del Ejército y las Fuerzas Armadas han lanzado este domingo operaciones militares a gran escala contra las organizaciones terroristas takfiris" o infieles, informa SANA en una nota.
"El Ejército, en colaboración con la población local, ha eliminado los últimos grupos de terroristas del Estado Islámico en la localidad de Al Ameriyé y en las colinas que rodean la ciudad de Palmira, en la prvincia de Homs", ha añadido.
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha confirmado los avances de las fuerzas leales al presidente Bashar al Assad en Palmira, también conocida como Tadmur, considerada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD
En su web, la UNESCO explica que "el oasis de Palmira alberga las ruinas monumentales de una gran ciudad que fue uno de los centros culturales más importantes de la Antigüedad. Sometidas a la influencia de diversas civilizaciones, la arquitectura y las artes de Palmira fusionaron en los siglos I y II las técnicas grecorromanas con las tradiciones artísticas autóctonas y persas".
Según explica Syria Direct, la desértica ciudad se ha convertido en un lugar clave para que el régimen pueda esconder sus depósitos de armas. Además, cuenta con un aeropuerto militar y con una prisión militar.
Además, el régimen de Al Assad considera Palmira su primera línea defensiva contra los ataques de Estado Islámico desde el este de Siria, donde el grupo terrorista controla amplias franjas de territorio. Igualmente, sirve de punto defensivo de los campos de gas y petróleo próximos, incluidos los de Shaer, principal fuente de gas del régimen.