Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juicio contra Simone Gbagbo por presuntos crímenes contra la Humanidad continuará sin ella

El tribunal de Costa de Marfil que juzga la ex primera dama Simone Gbagbo por su presunta participación en los crímenes contra la Humanidad cometidos durante la ola de violencia que se desató tras las elecciones de 2010 ha anunciado este miércoles que los procedimientos continuarán sin ella.
Gbagbo ha vuelto a boicotear la sesión, en la que no ha comparecido, lo que ha llevado al juez a afirmar que el juicio continuará sin ella, según ha informado la emisora Radio France Internationale.
En respuesta, los abogados de la antigua primera dama han afirmado que "el proceso no es creíble", reclamando nuevamente la comparecencia de varios altos cargos del Gobierno en las vistas judiciales.
Gbagbo anunció a finales de octubre que boicotearía hasta nueva orden las sesiones del juicio, tras lo que la defensa reclamó la comparecencia de numerosas personalidades políticas.
El abogado de Gbagbo, Rodrigue Dadjé, resaltó que no se trataba de una táctica ni un chantaje, argumentando que "no se puede juzgar a la antigua primera dama por presuntos crímenes durante la crisis post electoral sin entender a los principales actores de la misma".
Por ello, pidió que comparezcan personas como el presidente de la Asamblea Nacional, Guillaume Soro, y Jeannot Kouadio-Ahoussou, actualmente ministro de Justicia, si bien fue primer ministro entre marzo y noviembre de 2012.
Gbagbo ya ha sido condenada a 20 años de cárcel por delitos ordinarios perpetrados en el marco de la crisis post electoral, como alteración de la paz, socavar la seguridad del estado y organización armada.
La ex primera dama ha sido requerida por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por los mismos crímenes, pero las autoridades marfileñas se han negado a entregarla para que sea juzgada en el país africano.
El expresidente marfileño Laurent Gbagbo, en cambio, sí ha sido trasladado al TPI para ser juzgado por la breve guerra civil que se desencadenó cuando se negó a admitir la victoria electoral de Alassane Ouattara, en la que murieron más de 3.000 personas.