Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Shimon Peres experimenta una "pequeña mejoría" en medio de la gravedad

El ex presidente israelí Shimon Peres ha experimentado una "pequeña mejoría" en las últimas horas, tras sufrir una hemorragia cerebral y un infarto de miocardio el martes que han obligado a inducirle en coma, pero sigue grave, según han informado este miércoles sus médicos.
El martes por la tardem Peres comenzó a sentirse mal y se puso en contacto con uno de sus médicos personales, Ayelet Frisch, que le aconsejó que acudiera inmediatamente al Hospital Sheba, en la ciudad de Ramat Gan, cerca de Tel Aviv, para "no correr riesgos".
Una vez allí, le hicieron un escáner que reveló una hemorragia cerebral y un infarto de miocardio, por lo que decidieron inducirle un coma para poder aplicarle el tratamiento médico correspondiente, según de acuerdo con el diario local 'Haaretz'.
A lo largo de la madrugada, los médicos le han despertado para comprobar su evolución. "Estamos contentos porque cuando ha habido una pequeña pausa en los anestésicos nos hemos dado cuenta de que respondía. Estaba atento a lo que le decíamos. Nos ha dado la mano", ha contado su yerno y médico personal, Rafi Walden, en declaraciones a la prensa.
Esta mañana han vuelto a despertarle con un resultado similar. "Ha abierto sus ojos y entendía lo que le decíamos. Ha seguido nuestras instrucciones incluso mejor que en la prueba anterior", ha señalado el neurocirujano Zeev Feldman.
Todo esto indica "que sus funciones cognitivas están trabajando y que es capaz de entender palabras y traducirlas en acciones". "Ganar consciencia y seguir órdenes sencillas es definitivamente una fase importante que evidencia una mejora", ha valorado Feldman.
El experto ha subrayado, no obstante, que se trata tan solo de "una pequeña mejoría", ya que "todavía está grave". Walden, por su parte, ha destacado que, si bien las "probabilidades de sobrevivir son buenas", aún es imposible precisar el impacto neurológico.
El primer ministro, Benjamin Netanyahu, que habló por teléfono con el director del hospital, ha deseado una "pronta recuperación" a Peres. En la misma línea se expresó el jefe de la oposición, Isaac Herzog: "Esperamos escuchar pronto su reveladora voz".
Peres, de 93 años de edad, ya ha sido hospitalizado hasta dos veces este año por problemas cardíacos. Se retiró en 2014 después de haber ocupado los cargos de presidente y primer ministro. Entre sus logros destaca ser uno de los arquitectos de los Acuerdos de Oslo.