Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seúl admite que el Ministerio de Defensa omitió intencionadamente la entrada de cuatro lanzadores del THAAD

El Palacio Presidencial de Corea del Sur ha reconocido este miércoles que el Ministerio de Defensa omitió de forma intencionada la entrada en el país de cuatro lanzadores adicionales del Terminal de Defensa para Zonas de Alta Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés), el sistema de defensa antimisiles que ha desplegado en la península junto a Estados Unidos.
El sistema estadounidense Terminal de Defensa Aérea de Alta Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) fue desplegado inicialmente en marzo en la región de Seongju, en el sureste del país, con sólo dos lanzadores de los seis que puede tener, un despliegue realizado para contrarrestar la creciente amenaza de misiles de Corea del Norte.
El secretario de prensa de la Casa Azul (Cheng Wa Dae), Yoon Young Chan, ha confirmado esta información, que se ha conocido después de que se abriera una investigación en la que han estado implicados varios ministerios.
El día anterior, el presidente, Moon Jae In, ordenó la apertura de una investigación después de saber que el Ministerio de Defensa no le había informado de esta decisión.
"Como resultado de la investigación, hemos hallado que la redacción (de la entrega de los lanzadores) se eliminó en el proceso de lectura del borrador del informe en varias ocasiones", ha señalado, según recoge la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
La batería del THAAD consiste en seis lanzadores, 48 interceptores (ocho por lanzador), un control de disparos y una unidad de comunicaciones, además de un radar AN/TPY-2.
Durante su campaña para las elecciones presidenciales del 9 de mayo, Moon pidió una revisión parlamentaria del sistema, cuyo despliegue también ha molestado al Gobierno de China, el principal aliado de Corea del Norte.
"El presidente Moon ha dicho que ha sido muy impactante" enterarse de que los cuatro lanzadores adicionales fueron instalados sin ser informado el nuevo Gobierno ni al público, ha afirmado el portavoz presidencial, Yoon Young Chan, en una rueda de prensa.
El Ejército estadounidense en Corea del Sur no ha realizado declaraciones sobre lo sucedido ni sobre las declaraciones del portavoz del presidente Moon. El Ejército surcoreano tampoco se ha pronunciado al respecto.
Este martes, la agencia oficial de noticias de Corea del Norte, KCNA, ha informado de que el líder del país, Kim Jong Un, supervisó la prueba de un misil equipado con un nuevo sistema de guía de precisión y una secuencia automática mejorada de prelanzamiento.
Kim ha dicho que Corea del Norte desarrollará armas más poderosas en múltiples fases de acuerdo con su calendario para defenderse de Estados Unidos. KCNA ha informado de que Kim manifestó su "convicción" de que haría "un salto más grande adelante en este espíritu, para enviar un 'paquete de regalo' más grande a los yanquis" en represalia por su provocación militar.