Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sessions se inhibirá en las investigaciones sobre la injerencia rusa en la campaña electoral

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha anunciado este jueves que se apartará de las investigaciones en curso y de cualquiera que pueda emprenderse en un futuro sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre.
"He decidido recusarme en cualquier investigación existente o futura o en cualquier asunto relacionado de alguna forma con las campañas presidenciales de Estados Unidos", ha anunciado en un comunicado leído en una rueda de prensa.
Sessions ha subrayado que de esta forma, y tras haber consultado con diversos trabajadores del Departamento de Justicia, cumple con la promesa que hizo al Senado de apartarse de las causas en las que su imparcialidad estuviera "razonablemente cuestionada".
El jefe del Ministerio Público ha aclarado que "este anuncio no debe interpretarse como una confirmación de la existencia de una investigación o como una sugerencia del alcance de cualquier investigación" sobre las pasadas elecciones presidenciales.
"Conforme al orden de sucesión del Departamento de Justicia, el vicefiscal general (...), Dane Boente, deberá asumir las funciones del fiscal general respecto a cualquier materia en la que deba recusarme", ha indicado Sessions.
De esta forma, ha hecho oficial lo que había avanzado horas antes a los medios de comunicación. "Cuando corresponda, me recusaré, sin duda", había contestado preguntado sobre la infiltración rusa en los últimos comicios pero sin referirse expresamente a este asunto.
Según 'The Washington Post', Sessions se reunió en plena campaña electoral en dos ocasiones con el embajador ruso, Sergei Kisliak, y ocultó estos encuentros cuando se le preguntó sobre posibles contactos con Moscú durante el debate en el Senado para su nombramiento.
El fiscal general se ratificó en su declaración inicial al ser interrogado sobre este asunto. "No me he reunido con ningún ruso en ningún momento para discutir ninguna campaña política. Esas declaraciones son increíbles y falsas", dijo a NBC News.
El presidente, Donald Trump, ha expresado este jueves su "total confianza" en Sessions, a pesar de que esta información ensombrece el papel del fiscal general en las investigaciones abiertas por su Departamento sobre el papel jugado por el Kremlin en la campaña electoral.
El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha vuelto a salir en defensa de Sessions y ha sostenido que sus contactos con el embajador rusos se ciñeron a sus funciones como senador, afirmando que no tenían relación con la campaña de Trump.