Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 45.000 personas han huido a Senegal ante la incertidumbre política en Gambia, según ACNUR

Unos 45.000 personas han cruzado hacia Senegal en los últimos días en medio de la incertidumbre política provocada por la negativa del presidente saliente de Gambia, Yahya Jamé, a dejar el cargo al opositor Adama Barrow, quien el jueves tuvo que prestar juramento en la Embajada en Dakar, según ha informado este viernes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).
Según ha indicado el portavoz de ACNUR Babar Baloch, "se teme que más personas puedan seguir huyendo ya que la situación sigue siendo tensa", dado que tropas de los países de la región han entrado al país y se espera que desalojen a Jamé del poder a menos que éste ceda.
De acuerdo con los datos proporcionados por el Gobierno senegalés, quienes han cruzado la frontera son "gambianos, senegaleses, ciudadanos con doble nacionalidad, así como ghaneses, liberianos, libaneses, guineanos y mauritanos, entre otros extranjeros". Además, ha precisado Baloch, "al menos 800 personas han cruzado hacia Guinea-Bissau".
Quienes han huido de Gambia han llegado a las regiones senegalesas de Fatick, Kaolack y Kaffrine, al norte, así como a Ziguinchor, Sedhiou y Kolda, al sur. "Los próximos días serán críticos y más personas podrían abandonar el país si la situación no se resuelve pacíficamente pronto", ha prevenido el portavoz de ACNUR.
Según ha precisado, "más del 75 por ciento de las llegadas son niños, acompañados principalmente por mujeres", que se están alojando con familiares, familias de acogida o en hoteles. "Algunas familias están alojando a hasta 40 o 50 peresonas y pronto necesitarán apoyo, ya que podrían quedarse sin recursos", ha subrayado.
Las autoridades senegalesas han elaborado planes para distribuir alimentos y bienes de primera necesidad a unas 100.000 personas, ha añadido el portavoz, aclarando que tanto ACNUR como otras organizaciones humanitarias están dispuestas a ayudar a los desplazados.
ACNUR cuenta con equipos de evaluación en las principales zonas fronterizas de Senegal y está haciendo preparativos de contingencia con otras agencias de la ONU, así como ONG locales e internacionales.