Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado de EEUU deja que expire el programa de vigilancia telefónica

Senado de EEUUEFE

El Senado de Estados Unidos ha logrado en una sesión convocada este domingo --algo muy poco habitual-- avanzar en la llamada 'Ley de Libertad de Estados Unidos', un proyecto de ley que elimina la recogida masiva de datos por parte de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), pero garantiza mecanismos de vigilancia enfocados a la lucha antiterrorista. Sin embargo, la 'Ley Patriota' que actualmente rige para garantizar este control sobre las comunicaciones ha expirado y, al menos temporalmente, queda sin efecto.

Con 77 votos a favor y 17 en contra, el Senado aprueba el proyecto de ley y permite a la Cámara comenzar a debatir el proyecto. El problema es que la aplicación del programa de vigilancia doméstica que funciona bajo la llamada 'Ley Patriota', aprobada tras los atentados terroristas de septiembre de 2001, queda sin efecto desde la medianoche de este domingo, después de que el senador republicano Rand Paul bloquease varios intentos de lograr extensiones de corto plazo.
Este hecho preocupa a muchos legisladores y al propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, según informa el diario estadounidense 'The New York Times', ya que consideran que pueden estar desprotegidos. En este sentido, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), John Brennan, incide en la importancia de la recolección de estos datos "para las vidas de los americanos". Sin ellos, ha argumentado, se perderían alertas sobre grandes atentados contra Estados Unidos.
LA CASA BLANCA PIDE QUE NO SE DEMORE MÁS
La Casa Blanca ha emitido un comunicado este mismo domingo por la noche para pedir al Senado que este lapso en la aplicación del programa de vigilancia sea "lo más corto posible". Debido a las reglas del Senado, habrá que esperar al menos hasta el martes para que la Cámara pueda votar si aprueba o no la 'Ley de Libertad de Estados Unidos', que extiende el programa de vigilancia actual seis meses. De esta forma, durante al menos 24 horas Estados Unidos dejará de recopilar esta información.
La 'Ley de Libertad' (alternativa a la 'Ley Patriota' que regía hasta hoy), que ya fue aprobada por la Cámara de Representantes, prevé el final del espionaje masivo de metadatos telefónicos recogidos hasta ahora y lo sustituye por un sistema más selectivo. En la Cámara la iniciativa fue aprobada por amplia mayoría gracias en parte al respaldo de la Casa Blanca y, finalmente, el Senado también ha conseguido su aprobación, al superar los 60 votos (de 100) necesarios.
Uno de los principales opositores a la renovación de la 'Ley Patriota', tal como está diseñada, ha sido el senador por Kentucky y candidato presidencial republicano Rand Paul. Desde hace meses este político venía criticando lo que, a su juicio, es una "intromisión desmedida en la vida privada de los ciudadanos". Finalmente, ha reconocido que se aprobaría el proyecto de ley --con los matices establecidos--, pero se negó a extender, ni siquiera por un breve periodo de tiempo, el anterior sistema de recopilación de datos de la NSA.
El gran derrotado de esta lucha ha sido Micht McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado, que no ha conseguido los votos necesarios para permitir que la 'Ley Patriota' fuera prorrogada sin cambios, tal como deseaba, según explica la cadena estadounidense Univisión.