Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seguridad reforzada en Berlín mientras la Policía busca al autor del atentado

La Policía de Berlín trabaja sin descanso sobre las más de 500 pistas que ha recibido respecto al atentado del lunes contra un mercado navideño en el que murieron doce personas con el fin de localizar cuanto antes al autor del mismo, después de constatar que el único sospechoso detenido no está relacionado con los hechos.
Este martes por la tarde, horas antes de que el grupo terrorista Estado Islámico reivindicara que un "soldado del califato" estaba detrás del atentado, la Policía puso en libertad al refugiado paquistaní al que se había detenido en los alrededores del lugar de los hechos el lunes.
Al parecer, según informa 'Der Spiegel', el testigo que siguió al conductor del camión hacia el Tiergarten tras el atropello masivo y llamó por teléfono a la Policía para alertar, le perdió de vista en un momento dado, por lo que el arresto del sospechoso se produjo en base a la descripción ofrecida por éste. Inicialmente, se había dicho que el testigo siguió en todo momento al presunto conductor.
Sin sospechosos detenidos, la Policía ha vuelto ahora al punto de partida, por lo que, consciente de que cuanto más tiempo pase más difícil podría ser localizar al autor, ha intensificado su búsqueda y está analizando todas y cada una de las pistas recibidas, así como los restos de ADN y las huellas dactilares en la escena del crimen.
Según alertaron este martes las autoridades, el verdadero autor del atentado sigue a la fuga, estaría armado y podría ser peligroso. Además, los investigadores tratan de determinar también si éste actuó en solitario o tiene cómplices.
Pese a este panorama desalentador, el director de la Asociación de Detectives Criminales alemana, Andre Schulz, se mostró este martes por la noche confiado en que "quizá mañana o en el futuro próximo podremos presentar un nuevo sospechoso".
Por lo pronto, las medidas de seguridad en la capital se han reforzado y, según adelantaron ayer las autoridades de Berlín, habrá agentes con ametralladoras y chalecos por las calles.
CONDUCTOR POLACO
Entretanto, la otra gran incógnita que rodea al atentado es qué ocurrió con el conductor original del camión, un ciudadano polaco cuyo cadáver apareció tras el atropello en el asiento del copiloto. Inicialmente, los medios alemanes habían informado de que éste presentaba una herida de bala realizada con un arma que, según las autoridades, no ha aparecido.
Sin embargo, el diario 'Bild' ha informado este miércoles de que el hombre, primo del propietario de la empresa polaca a la que pertenecía el camión, estaba vivo cuando se produjo el ataque y al parecer habría mantenido una pelea con el autor del mismo, quien presuntamente le habría disparado tras cometer el atentado.
Según la versión que ofrece el diario, el conductor polaco trató de evitar la masacre y forcejeó con el autor, quien le habría secuestrado previamente. Entonces, el agresor le apuñaló varias veces y posteriormente, una vez cometido el atropello, le disparó.