Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Segunda noche de movilizaciones por la muerte por disparos de otro joven negro

Matan a tiros a Antonio Martin en Misuri, EFEcuatro.com

La muerte del joven negro Antonio Martin por disparos de un agente en Berkeley (Misuri) ha generado una segunda noche de movilizaciones. "No es lo mismo que en Ferguson", ha defendido el alcalde de la localidad, Theodore Hoskins, en un intento de llamar a la calma y de evitar una ola de manifestaciones como la vivida tras la muerte de Michael Brown. La Policía ha hecho pública una grabación del momento del tiroteo para demostrar que el joven iba armado y apuntó al agente.

Martin, de 18 años, murió a última hora del martes en una gasolinera de Berkeley por los disparos realizados por un agente. La Policía ha difundido varios vídeos de cámaras de vigilancia para tratar de demostrar que el joven amenazó al agente con un arma antes de que se produjesen los disparos y ha informado de la recuperación de una pistola de calibre 9 milímetros en la zona.
Una de las tres balas disparadas por el policía --que respondía a un aviso de robo cuando se encontró con Martin y con otro hombre en la gasolinera-- impactó en el joven negro, según la versión oficial.
"No es lo mismo que en Ferguson", ha defendido el alcalde, en un intento por evitar cualquier comparación entre este caso y el de Michael Brown, que también falleció tiroteado por un policía a escasos kilómetros de distancia de Berkeley.
"Todos sabemos que entre el 80 y el 95 por ciento de nuestros policías sirven a la comunidad. Extraer conclusiones sin una investigación es inaceptable", ha apostillado Hoskins, quien no obstante ha sugerido que, por lo que se sabe hasta ahora, el agente no habría disparado sin motivos.
Hoskins --afroamericano-- ha recordado que de los 31 agentes que componen la Policía local de Berkeley, 18 son negros.
Tensión racial en las calles
Sin embargo, el caso de Martin ha vuelto a desatar concentraciones de protesta que, en algunos momentos, se han tornado violentas. Más de cien personas se enfrentaron con las fuerzas de seguridad en la gasolinera en la noche del martes.
El miércoles por la noche, una iglesia local ha acogido una vigilia en memoria de Martin que derivó en una marcha pacífica hacia la gasolinera del tiroteo. Además, decenas de personas han cortado una autopista interestatal durante unos 45 minutos, según medios locales.