Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Scott exige a las autoridades de Charlotte que publiquen el vídeo del incidente

La versión de la Policía difiere completamente de la presentada por los allegados del fallecido, según medios locales
La familia de Keith Scott, el hombre afroamericano que murió el martes a manos de las fuerzas de seguridad de Charlotte-Mecklenburg, ha instado este viernes a las autoridades de la ciudad a publicar los vídeos en los que, según fuentes cercanas al fallecido, se muestra cómo Scott fue víctima del abuso policial.
Uno de los abogados de la familia, Justin Barberg, ha asegurado tras ver los vídeos que Scott no realizó ningún movimiento violento ni supuso ninguna amenaza para las autoridades, una versión que dista por completo de la ofrecida por las autoridades, según ha publicado este viernes el periódico local 'The Charlotte Observer'. "No hay nada en ese vídeo que muestre que él suponía una amenaza", ha señalado Barberg.
Scott, que había sufrido un traumatismo craneal en 2015 como consecuencia de un accidente de coche, no podía moverse con rapidez, según ha explicado Barberg. "No era un hombre viejo, pero se movía como tal", ha añadido.
Barberg ha manifestado que es "imposible discernir" qué sostenía Scott en sus manos en el momento en que se produjo el incidente. La Policía, por su parte, ha afirmado que Scott llevaba consigo un arma cuando se acercó a los agentes y que ignoró repetidamente las órdenes que las autoridades de daban.
El jefe de la Policía de Charlotte-Mecklenburg, Kerr Putney, ha indicado que el vídeo ofrecido por la Policía muestra lo sucedido aunque no esclarece si Scott apuntó o no a los agentes con un arma. "Si se tiene en cuenta la totalidad del resto de pruebas, estas apoyan la versión que hemos dado sobre las circunstancias en que se produjo la muerte del señor Scott", ha aseverado Putney.
La ciudad, donde decenas de personas salieron a manifestarse tras conocerse la muerte de Scott para denunciar la actuación policial, continúa en estado de emergencia después de dos noches de enfrentamientos entre manifestantes y policías en la zona en la que tuvo lugar el tiroteo.
La alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts, y las fuerzas de seguridad de la urbe han impuesto este jueves un toque de queda, que entrará en vigor esta medianoche y se mantendrá hasta que se levante el estado de emergencia declarado por el gobernador, Pat McCrory, o hasta que sea revocado por parte de las autoridades.