Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Schumacher, un año de su grave accidente cargado de incertidumbre sobre su salud

Schumachercuatro.com

Hace un año el mundo quedó conmocionado con la noticia del accidente de Michael Schumacher cuando esquiaba. Tras varios meses ingresado, fue trasladado a su casa de Gland, en Suiza, para continuar su recuperación aunque su situación sigue siendo complicada. El campeón del mundo de Fórmula 1 permanece postrado en una silla de ruedas, tiene problemas de memoria y no puede hablar.

El próximo 3 de enero, Michael Schumacher cumplirá 46 años mientras continúa con su difícil y lenta recuperación desde su casa de Gland, en Suiza donde fue trasladado tras despertar del coma en el Hospital de Grenoble, en Francia y posteriormente pasar un tiempo en la clínica de rehabilitación de Lausana, en Suiza.
El siete veces campeón del mundo, sufrió fuertes lesiones craneales mientras esquiaba en la estación de Méribel en los Alpes Franceses. Su futuro es muy incierto y es que, mientras algunos expertos piensan que el piloto puede llegar a recuperarse y valerse por sí mismo en su día a día, muchos otros creen que Schumacher quedará inválido de por vida.
"No podría dar nunca una indicación seria (sobre su evolución). Simplemente no es posible en esta situación", aseguró la manager de Schumacher y actualmente portavoz de la familia, Sabine Kehm, a finales de noviembre.
Desde que el piloto sufriera el accidente la información sobre su avance trasciende con cuentagotas y muchas veces rodeada de rumores e informaciones erróneas, por lo que aún no se sabe con seguridad cual es el estado de salud del piloto en el primer aniversario del accidente.