Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save the Children denuncia que no se ha destinado dinero para que los niños de Yemen vuelvan a clase

Oxfam pide fondos para ayudar a Yemen pero advierte de que lo que hace más falta es paz
Save the Children ha denunciado este lunes el abandono del que están siendo objeto los niños de Yemen pese a la grave crisis humanitaria que atraviesa el país y en particular el hecho de que la comunidad internacional no haya destinado "ni un solo dólar" a reabrir las escuelas dañadas por el conflicto y permitir que los menores vuelvan a clase.
En un comunicado con motivo de la celebración este martes de una conferencia de donantes en Ginebra, la ONG ha recordado que de los 2.100 millones de dólares solicitados para ayudar a 12 millones de personas, hasta el momento solo se ha comprometido el 14 por ciento de esa cantidad.
De este total, "no se ha comprometido ni un solo dólar de los 36,5 millones necesarios para reabrir las escuelas y llevar de vuelta a la educación a los niños", ha lamentado Save the Children, resaltando que como consecuencia del conflicto 1.660 escuelas han sido bombardeadas o cerradas y muchas más podrían seguir esta misma suerte ya que los profesores llevan seis meses sin cobrar.
Además, se han desembolsado menos del 9 por ciento de los fondos para protección de menores, necesarios para ofrecer espacios seguros y apoyo psicólogico y ayudar a los menores reclutados a la fuerza por los grupos armados. En este sentido, ha recordado que un tercio de las víctimas civiles en el país son niños, lo que deja una media de seis menores al día.
En este sentido, el director interino de Save the Children en Yemen, Grant Pritchard, ha lamentado que mientras tenga lugar la conferencia de Ginebra "otros seis niños morirán o resultarán heridos, el coste inaceptable de la falta de actuación del mundo".
"A medida que se acerca la hambruna, los fondos para alimentos y nutrición son vitales para salvar las vidas de niños ahora mismo, pero también necesitan seguridad y un futuro", ha añadido el responsable de la ONG, subrayando que hay que "invertir en educación y protección antes de que perdamos a toda una generación de niños psicológicamente aterrados y sin educación".
Según ha resaltado Save the Children, uno de cada cuatro niños en Yemen no van a clase. Al menos 1.449 escuelas han resultado dañadas por bombardeos y ataques de artillería --dos cada día-- y otras 143 han sido convertidas en refugios temporales para los desplazados, mientrs que otras 24 escuelas han sido tomadas para uso militar. A esto se suma que el 73 por ciento de los profesores no han recibido su salario desde hace seis meses.
HACEN FALTA FONDOS PERO TAMBIÉN PAZ
Desde Oxfam también han hecho un llamamiento a la comunidad internacional a movilizarse para ayudar a Yemen. "Hace falta más dinero urgentemente para aliviar el sufrimiento humano en Yemen pero la ayuda por sí sola no es sustituta de revivir los esfuerzos para llevar la paz", ha defendido la ONG en un comunicado.
El director de Oxfam en Yemen, Sajjad Mohamed Sajid, ha recordado que "muchas zonas de Yemen están al borde de la hambruna y la causa de esa inanición extrema es política". "Esta es una acusación mortal de los líderes mundiales pero también una oportunidad real: tienen el poder de poner fin al sufrimiento", ha sostenido.
Según Sajid, "los donantes necesitan meter sus manos en el bolsillo y financiar plenamente el llamamiento para evitar que la gente muera ahora". No obstante, aunque la ayud será bienvenida "no curará las heridas de guerra que son la causa de la miseria de Yemen", ha subrayado.
"Los apoyos internacionales tienen que dejar de fomentar el conflicto, dejando claro que la hambruna no es un arma aceptable de guerra y ejerciendo una presión real sobre ambas partes para que reanuden las conversaciones de paz", ha remachado.