Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos reconoce la responsabilidad del Estado en el asesinato de miembros de la Unión Patriótica

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha reconocido este jueves la responsabilidad del Estado en los asesinatos de miembros de la Unión Patriótica (UP), un día después de que el Consejo de Estado condenara a la nación por el asesinato del periodista Jaime Garzón en 1999.
"Esa tragedia jamás debió haber ocurrido. Debemos reconocer que el Estado no tomó medidas suficientes para impedir y prevenir los asesinatos, los atentados y las demás violaciones, a pesar de la evidencia palmaria de que esa persecución estaba en marcha", ha apuntado.
En un acto celebrado en la Casa Nariño con seguidores del partido, Santos se ha comprometido "a tomar todas las medidas necesarias y a dar todas las garantías para que nunca más en Colombia una organización política vuelva a sufrir lo que sufrió la UP".
"Quiero también hacer un reconocimiento de la valentía y perseverancia de los miembros, militantes y sobrevivientes del partido político de la UP, y su aporte a la democracia en un momento histórico de apuesta por la paz en el país", ha manifestado.
Santos ha recalcado además que la transición hacia la paz debe garantizar la participación política de todos los sectores, incluido el partido que surja de la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Por su parte, la presidenta de la UP, Aida Avella, ha resaltado que el acto encabezado por Santos "reconoce y dignifica a las víctimas", según ha informado el diario local 'El Colombiano'.
"En nombre de más de 6.500 víctimas y como presidenta de la UP, saludo el reconocimiento de responsabilidad que hace en su condición de presidente y jefe del Estado en relación con el exterminio por razones políticas, el genocidio según las leyes internas, cometido en nuestra contra", ha manifestado.
Sin embargo, ha recalcado que aún hay que acabar con la impunidad en el país y celebrar este acto de reconocimiento ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
"Los enemigos de la paz hace 30 años resolvieron matar para evitar la incursión de un partido nuevo. Hace 30 años se nos escapó la paz, mataron la esperanza porque faltó grandeza, generosidad y amor por nuestro pueblo. La generación perdida nos hace falta", ha remachado Avella.
EL PRONUNCIAMIENTO SOBRE GARZÓN
El acto ha tenido lugar un día después de que el Consejo de Estado de Colombia condenara a la nación por su responsabilidad en el asesinato del periodista y humorista Jaime Garzón en agosto de 1999, recalcando que se trató de un delito de lesa humanidad.
La sección tercera del Consejo de Estado condenó así al Ministerio de Defensa, al Ejército, la Policía y el extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).
El organismo afirmó que el asesinato de Garzón fue ordenado por el máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia, Carlos Castaño Gil, quien fue condenado a 38 años de cárcel.
"Las labores del comunicador como mediador en algunos casos de secuestro cometidos por las FARC y su intento para propiciar un desescalamiento del conflicto llevaron a ambos agentes estatales a identificarlo como alguien cercano a la guerrilla", explicó.
En su fallo, dijo que "es claro (...) que en la época y el lugar de los hechos se presentaron actos de la más alta gravedad, en los que miembros de las fuerzas regulares del Estado se aliaron con grupos al margen de la ley, paramilitares, para permitir y coadyuvar la actividad delictual de estos últimos".
"Este hecho constituyó una vulneración grave de Derechos Humanos, habida consideración que, de acuerdo con la sentencia penal, la víctima se encontraba en situación de indefensión cuando se perpetró su ejecución y, adicionalmente, su muerte tuvo una finalidad terrorista", apostilló.