Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia atribuye la ofensiva yihadista en Palmira al cese de los ataques de EEUU en Raqqa

El Ministerio de Defensa de Rusia ha llamado a atacar a las fuerzas de Estado Islámico "simultáneamente" en todas las zonas donde siguen activas y ha atribuido la reciente ofensiva sobre Palmira a la decisión de la coalición internacional de reducir los ataques sobre Raqqa.
El portavoz del Ministerio, Igor Konashenkov, ha asegurado que la reciente ofensiva sobre Palmira demuestra que no se puede dar a los terroristas la mínima oportunidad de reagruparse para preparar nuevos ataques, según la agencia de noticias Sputnik.
Konashenkov ha sugerido que Estado Islámico fue capaz de desplegar "fuerzas significativas" en Palmira después de que la coalición que encabeza Estados Unidos suspendiera sus operaciones en Raqqa, capital del autoproclamado 'califato'.
"La presión sobre los terroristas para impedir sus ataques y destruirlos debe aplicarse simultáneamente en todas las regiones en las que operan: en Siria, en Irak y en otros países", ha destacado Konashenkov.
Moscú ha dado por repelidos dos potentes ofensivas de Estado Islámico sobre Palmira, en las que los milicianos de negro "usaron coches cargados con explosivos y terroristas suicidas". Según Konashenkov, los yihadistas han sufrido "fuertes bajas".
El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha advertido de que los ataques sobre Palmira demuestran que Estado Islámico sigue representando una grave amenaza y ha subrayado que la pérdida de la histórica ciudada supone una derrota "para toda la humanidad civilizada".