Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia sospecha que el terrorista de San Petersburgo recibió dinero de un "grupo terrorista internacional"

La juez que investiga el atentado perpetrado el 3 de abril en el metro de San Petersburgo ha determinado que el autor material de los hechos recibió dinero de un "grupo terrorista internacional" con presencia en Turquía, si bien por el momento ninguna organización ha reivindicado formalmente la autoría del ataque.
Catorce personas perdieron la vida y unas 50 resultaron heridas como consecuencia de la explosión registrada en el túnel entre dos estaciones de metro en San Petersburgo. El incidente se saldó también con el fallecimiento del supuesto terrorista, identificado como Akbarzhon Jalilov, de origen kirguís.
Las autoridades detuvieron el lunes al presunto 'cerebro' del atentado, Abror Azimov, que habría entrenado a Jalilov. El miércoles, fue arrestado Akram Azimov, hermano mayor del supuesto organizador y considerado enlace con el terrorismo internacional, tanto en términos de comunicación como de envío de dinero.
"No estoy implicado en el ataque terrorista", ha asegurado el mayor de los Azimov este jueves ante la juez, según la agencia de noticias Sputnik. Un investigador ha declarado que Akram ha testificado en contra de su hermano, lo que no le ha evitado una orden de prisión provisional por terrorismo y tráfico de armas.
El Comité de Investigación ha informado de que Akram Azimov llamó por teléfono al autor material del atentado y le envío dinero que había recibido a su vez en Turquía de un "miembro activo" de una organización terrorista, según la juez Elena Lenskaya. El hermano mayor también se habría encargado de obtener la documentación con la que "miembros de esta organización podían moverse libremente por Rusia".