Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia presiona para crear otra "zona de seguridad" en Idlib, la única provincia siria en manos opositoras

El jefe de Operaciones del Estado Mayor de Rusia, el teniente general Sergei Rudskoi, ha revelado este lunes que el Kremlin mantiene las consultas con las partes afectadas para establecer una nueva "zona de seguridad" en Idlib, la única provincia que escapa por completo al control del Gobierno de Bashar al Assad.
"Continúan las consultas sobre otra zona (de seguridad) en la provincia de Idlib, tras las cuales la labor en el formato de Astaná proseguirá", ha dicho Rudskoi en una rueda de prensa, según informa la agencia de noticias oficial de Rusia, Sputnik.
Idlib se ha convertido en la última semana en uno de los focos de la guerra siria por los combates entre Ahrar al Sham, una alianza rebelde de corte islamista, y Hayat Tahrir al Sham, un grupo formado por antiguos milicianos del Frente al Nusra, la extinta rama siria de Al Qaeda.
Tras varios días de enfrentamientos que dejaron más de 90 muertos, entre ellos varios civiles, las facciones firmaron el pasado viernes una tregua para retirarse del cruce fronterizo de Bab al Hawa, entre Siria y Turquía, y dejar su gestión en manos de una "administración civil".
Por virtud de este pacto, Ahrar al Sham se ha replegado en el sur de la provincia de Idlib y ha cedido así la posición dominante que tenía desde 2015 a Hayat Tahrir al Sham, que ahora controla una treintena de localidades, incluida la capital.
El 9 de julio entró en vigor una tregua para las provincias de Deraa, Suwaida y Al Quneitra, gracias a la mediación de Rusia, Estados Unidos y Jordania. Estaba previsto que se extendiera también a Idlib y a zonas de Latakia, Alepo, Hama, Homs y Guta Oriental, un suburbio damasceno, pero aún no se ha conseguido.
Por otro lado, Rudskoi ha detallado que hasta hora un total de 508 localidades se han sumado al armisticio que entró en vigor en junio para todo Siria, lo que eleva el cómputo global a 2.043 localidades.
El militar ruso ha advertido de que el Kremlin dará "una respuesta contunden" a "cualquier intento de los terroristas de obstaculizar el proceso de reconciliación en Siria".