Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia asegura tener listas nuevas sanciones contra la UE

Vladimir PutinEFE

El Gobierno ruso ha preparado un nuevo paquete de medidas en respuesta a las sanciones occidentales que incluyen restricciones a las importaciones de vehículos y productos textiles, aunque espera que prevalezca el sentido común, ha indicado un responsable del Kremlin a la agencia RIA Novosti.

"Existe un amplio abanico de productos no agrícolas que hacen a nuestros socios, en primer lugar a los europeos, dependientes de nosotros", ha indicado el asesor presidencial Andrei Belusov.
"Por ejemplo, la importación de coches, principalmente vehículos de segunda mano, así como ciertos tipos de productos textiles que somos bastante capaces de producir por nuestra cuenta", ha explicado, admitiendo que "aunque no todos ellos sí algunos tipos".
"El Ministerio ruso de Desarrollo Económico ya ha preparado una lista de estos productos, pero espero que el sentido común prevalezca y no tengamos que introducir estas medidas restrictivas", ha añadido el asesor del presidente Vladimir Putin.
Asimismo, ha indicado que Moscú continúa con los preparativos para recurrir a través de los mecanismo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) las sanciones impuestas por Estados Unidos y la UE. "Estas denuncias se están preparando. No puedo decir cuándo se presentarán, pero ocurrirá bastante pronto", ha adelantado.
Nuevas sanciones a la UE
Los Gobiernos de la Unión Europea han llegado a un acuerdo hoy para aplicar desde este viernes las nuevas sanciones pactadas contra Rusia en respuesta a la intervención militar directa rusa en el este de Ucrania, según han confirmado fuentes europeas y diplomáticas.
El nuevo paquete contempla restringir la financiación en los mercados de capitales europeos a las compañías de defensa y energía estatales o cuyos ingresos procedan en un 50% al menos de la venta de crudo o productos petroleros, incluidas Rosneft, Transneft y Gazprom Neft, y congelar los activos financieros y prohibir la entrada a la UE de otros 24 dirigentes rusos, incluidos oligarcas, y dirigentes de Crimea y Donbás.