Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin firma la anexión de Crimea a Rusia pero Kiev no la reconoce

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha firmado el acuerdo para la anexión de Crimea y Sebastopol a Rusia con el primer ministro de la península, Sergei Aksionov, el presidente del Parlamento crimeo, Volodimir Konstantinov, y el alcalde de la ciudad autónoma, Alexei Chaly. El presidente ruso ha defendido que los rusos siempre han sentido que Criema era parte de Rusia y ha reprochado a Occidente que reconozca a Kosovo y no a Crimea pese a que la situación "es la misma". Estados Unidos y Europa han anunciado nuevas sanciones.

Putin ha estampado su firma en el acuerdo con los tres dirigentes crimeos al término de su discurso en una sesión conjunta de la Duma y el Senado celebrada en la sede de la Cámara Baja, tras el referéndum del domingo en el que el 96,77 por ciento de los votantes crimeos apoyaron la incorporación a Rusia.
En su intervención ante los parlamentarios rusos y los dirigentes de la península de Crimea, el mandatario ruso ha puesto de relieve las, a su juicio, contradicciones de Occidente en relación con Ucrania y ha dejado claro que Crimea "ha sido" y "será siempre" parte de Rusia.
El acuerdo rubricado por Putin tiene que ser ratificado por el Parlamento para su entrada en vigor, algo que se espera que ocurra hoy mismo.
En su discurso el presidente ruso ha reprochado a Occidente y, en particular a Estados Unidos, su "cinismo" por haber reconocido la independencia unilateral de Kosovo y negarse a hacerlo ahora con Crimea cuando "la situación es completamente la misma".
Putin ha recordado que en ambos casos la decisión de la independencia se tomó sin contar con las autoridades centrales del país, Belgrado en el caso de Kosovo y Kiev en el de Crimea y, pese a ello, ahora en occidente "se indignan".
"CRIMEA SOLO PUEDE PERTENECER A RUSIA"
Crimea es "un territorio estratégico" y, como tal, "debe pertenecer a un estado estable" que "hoy en día sólo puede ser Rusia", ha dicho Putin, al tiempo que ha denunciado que las autoridades de Kiev están controladas por "neonazis". El mandatario ha advertido de que si Crimea no pasara a formar parte de Rusia "podríamos perderla muy pronto" y se ha referido a los supuestos planes de las nuevas autoridades ucranianas de entrar en un futuro en la OTAN.
"Eso sería una amenaza para Rusia", ya que los buques de guerra de la Alianza fondearían en el puerto de Sebastopol, donde ahora lo hacen los barcos de la flota rusa del Mar Negro. "No puedo imaginarme ir a Sebastopol y ser recibido por marinos de la OTAN", ha afirmado.
Ucrania, de su lado, no reconoce el tratado firmado, ha indicado el Ministerio de Exteriores ucraniano en un comunicado.
Ante estos hechos, la Unión Europea ha vuelto a instar a Rusia a no anexionarse Crimea y ha avisado de que los líderes europeos tendrán en cuenta "todos los desarrollos" cuando discutan el próximo jueves en la cumbre "la tercera fase" de sanciones económicas.
Como respuesta, Rusia ha criticado duramente a la Unión Europea por la imposición de sanciones contra responsables y diputados rusos implicados en los esfuerzos para que Crimea pase a formar parte de la Federación Rusa, prometiendo que adoptará medidas en consecuencia.
Por otra parte, hombres armados entraron en un aeródromo militar ucraniano en la península de Crimea, realizaron disparos al aire y se llevaron consigo al oficial al mando de la base, según ha revelado este martes un portavoz militar.