Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia eleva a 96 el total de sus ciudadanos que tendrán que abandonar EEUU por las últimas sanciones

Las autoridades rusas han remarcado que un total de 96 de sus ciudadanos estarán obligados a abandonar Estados Unidos tras las últimas sanciones, tras contar a las familias que acompañarán la salida de los 35 diplomáticos rusos expulsados en un primer momento por Washington.
Además, la Administración de Barack Obama, cuyo mandato expirará el 20 de enero, ha impuesto el cierre de dos centros frecuentados por las autoridades y los agentes rusos en Estados Unidos, uno en Nueva York y otro en Maryland.
El Departamento del Tesoro, por su parte, ha anunciado la inclusión de cuatro agentes de Inteligencia y tres diputados rusos, así como de tres compañías y organizaciones rusas, en la lista de sancionados, lo cual supone que sus activos en Estados Unidos quedarán bloqueados y las empresas estadounidenses no podrán hacer negocios con ellos.
La CIA y otras agencias de seguridad estadounidenses han concluido este mes que Rusia intervino en las elecciones presidenciales celebradas el 8 de noviembre para propiciar la victoria del candidato republicano, con posiciones más cercanas al Kremlin.
En respuesta, Putin, ha asegurado este viernes que el Gobierno ruso no responderá con la expulsión de diplomáticos estadounidenses después de que el Departamento de Estado norteamericano anunciara el jueves la expulsión de 35 diplomáticos rusos, según ha informado la agencia de noticias rusa RIA Nóvosti.
"Nos reservamos el derecho a tomar contramedidas, pero no bajaremos al nivel de la diplomacia primitiva e irresponsable y estudiaremos los pasos siguientes para restablecer las relaciones ruso-estadounidenses en función de la política que aplique la Administración del presidente Donald Trump", ha asegurado Putin, en un comunicado.
Putin ha afirmado que Rusia no va a crear "problemas a los diplomáticos estadounidenses" y que "nadie" va a ser expulsado del territorio ruso.