Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia, Turquía e Irán pactan un mecanismo tripartito para velar por la tregua en Siria

Rusia, Turquía e Irán han acordado crear un mecanismo tripartito encargado de supervisar el cumplimiento del alto el fuego entre el Gobierno de Bashar al Assad y los rebeldes en Siria, de acuerdo con un borrador de la declaración final de las conversaciones de paz en Astaná al que ha tenido acceso la cadena Al Yazira.
"Se ha decidido crear un mecanismo tripartito para controlar y garantizar el pleno cumplimiento de la tregua, prevenir provocaciones y determinar todos los aspectos del armisticio", reza el documento de la capital kazaja.
Además, los tres países garantes reiteran su intención de "combatir juntos contra el Estado Islámico y el (antiguo) Frente al Nusra" y, en consecuencia, urgen a todos los grupos de la oposición armada a "mantenerse alejados de los terroristas".
Moscú, Ankara y Teherán ratifican además su apoyo a la reanudación del proceso de paz auspiciado por Naciones Unidas, que el enviado especial de la organización internacional para Siria, Staffan de Mistura, ha fijado para el 8 de febrero en Ginebra.
La delegación rusa, encabezada por Alexander Lavrentiev, se ha mostrado "satisfecha" en términos generales con el resultado de la ronda de Astaná, si bien ha señalado que la declaración final no estará lista hasta dentro de unas horas e incluso podría posponerse hasta el martes.
Lavrentiev ha lamentado que las partes mantengan "la desconfianza mutua", pero ha considerado que la presencia del Gobierno y los rebeldes en la misma mesa de negociaciones "es un paso importante". "Nos permite esperar avances", ha dicho, según la agencia de noticias Sputnik.
El viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, por su parte, ha rebajado las expectativas. "Han estado en guerra durante seis años (...) No debemos esperar una solución en uno o dos días", ha dicho en una rueda de prensa desde Ankara al término de la reunión de Gobierno.
PROCESO PARALELO
El enviado especial de la ONU ha apoyado, durante su discurso inaugural en Astaná, la creación de "un mecanismo para implementar la consolidación de las medidas de alto el fuego y ver qué más se puede hacer para construir la confianza" entre las partes.
"Las posibilidades de éxito serán mayores si las partes son capaces de acordar un mecanismo para supervisar e implementar un alto el fuego, algo que no hemos tenido en el pasado y que es la razón por la que hemos fracasado", ha indicado.
De Mistura ha respaldado nuevamente las conversaciones en Astaná porque, "si tienen éxito, los sirios tendrán éxito y la ONU tendrá una oportunidad de relanzar las negociaciones directas en Ginebra", según informa Naciones Unidas en un comunicado.
"No perdamos de vista la meta a la cual aspiran a llegar todos los sirios: la liberación de los prisioneros, (...) el regreso de los refugiados, (...) la vuelta a la normalidad (...) No queremos una Libia más", ha sostenido el diplomático europeo.