Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia aclara que el Gobierno sirio reanudará la ofensiva sobre Alepo oriental

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, y el Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean Marc Ayrault, en una reunión sobre Siria en Paríscuatro.com
El Gobierno de Bashar al Assad reanudará su ofensiva sobre la zona este de Alepo, controlada por los rebeldes sirios, tras completar la evacuación de la población civil, según ha aclarado este sábado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konashénkov.
Rusia anunció el pasado jueves que el Ejército sirio había suspendido las operaciones militares contra el este de Alepo para permitir la evacuación de los civiles atrapados, en la mayor operación humanitaria de este tipo hasta la fecha, destacó.
Al mismo tiempo, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, llegó a un principio de acuerdo con su par estadounidense, John Kerry, para sacar también a los combatientes de la zona oriental. Expertos de ambos países se reunirán este sábado en Ginebra para ultimar los detalles.
Konashénkov ha subrayado que "las tropas sirias cesaron su ofensiva para facilitar la salida de la población civil", por lo que, una vez completada, seguirán con las operaciones militares para "liberar" Alepo de "terroristas", informa la agencia de noticias Sputnik.
En la primera jornada de la tregua unilateral declarada por el régimen de Damasco, 17.971 residentes en Alepo oriental, incluidos 7.542 niños, han sido evacuados, mientras que 28 miembros de la oposición armada han desertado y han sido amnistiados, según las autoridades rusas.
Alepo es una ciudad divida entre el dominio de los rebeldes y el Gobierno que, según ha reconocido recientemente Al Assad, es clave para el curso de la guerra, por lo que ambas partes tratan de hacerse con su control total.
El Gobierno ha puesto en marcha una última ofensiva, con la que ha logrado arrebatar a los rebeldes 52 barrios de la zona este, lo que le devuelve el control del 93 por ciento de Alepo, de acuerdo con el Estado Mayor de Rusia.
Zapadores rusos han entrado en las áreas recuperadas para iniciar las tareas de desminado. A lo largo del viernes consiguieron limpiar ocho hectáreas. "Se retiraron artefactos explosivos de 24 edificios y 4,5 kilómetros de carreteras", ha indicado el Centro Ruso para la Reconciliación de Siria.