Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia convoca una reunión urgente del Consejo de Seguridad por el bombardeo de EEUU en Deir al Zor

El Gobierno ruso ha informado de la convocatoria de una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar el reciente ataque aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos en Deir al Zor en el que han muerto al menos 62 militares sirios.
El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso informa de la convocatoria en un comunicado recogido por la agencia de noticias rusa Sputnik en el que además exige explicaciones a Washington por este ataque y advierte de que el incidente "pone en peligro" el alto el fuego para Siria acordado recientemente precisamente entre Rusia y Estados Unidos.
En el duro comunicado, el Gobierno ruso expresa su preocupación por lo ocurrido y denuncia que la Casa Blanca "defiende" al Estado Islámico, ya que el bombardeo fue aprovechado por las milicias yihadistas para lanzar una ofensiva.
Anteriormente, el Ministerio de Defensa ruso informó de que el ataque se debía a un error en las coordenadas utilizadas "consecuencia directa de la renuencia de la parte estadounidense a coordinar con Rusia sus acciones contra los grupos terroristas en el territorio de Siria".
El propio Comando Central de las Fuerzas Armadas estadounidenses ha confirmado el ataque, una operación que se interrumpió cuando Rusia advirtió de que los objetivos podrían ser personal y vehículos del Ejército sirio.
El ataque, en el que según algunas fuentes podrían haber muerto 80 militares sirios, se ha producido en una zona en la que ya ha habido más bombardeos de la coalición, ha apuntado el Ejército estadounidense, que asegura que informó del mismo a Rusia antes de ejecutarlo.
El caso es que creían que estaban bombardeando posiciones del Estado Islámico, argumenta el Comando Central, que sostiene que no habrían atacado intencionadamente a las unidades militares sirias. Por ello, van a revisar este ataque y las circunstancias que lo rodean.
"GRAVE AGRESIÓN"
Mientras, el régimen sirio ha denunciado un bombardeo de la coalición liderada por Estados Unidos sobre posiciones militares en la montaña de Al Tharda, cerca del Aeropuerto de Deir al Zor, lo que habría facilitado el avance de las milicias del Estado Islámico.
"Aparatos de la alianza de Estados Unidos han atacado a las 17.00 horas del sábado (16.00, hora peninsular española) una posición del Ejército Árabe Sirio (...) y han causado pérdida de vidas y daños materiales", denuncia el Ejército, según recoge la agencia de noticias oficial siria, SANA.
El ataque "claramente ha abierto el camino para que los terroristas del Estado Islámico ataquen la posición y la tomen", añade el comunicado del Ejército.
Este ataque "es una agresión grave y flagrante contra la República Árabe Siria y su Ejército" y supone una "prueba definitiva" de que Estados Unidos y sus aliados apoyan al Estado Islámico y a otras organizaciones terroristas. "Este acto revela la falsedad de sus palabras sobre la lucha contra el terrorismo", concluye el teletipo de SANA.