Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia condiciona cualquier acuerdo sobre Alepo a la distinción entre opositores y terroristas

Rusia ha condicionado cualquier acuerdo sobre la ciudad siria de Alepo a que se haga una distinción efectiva sobre el terreno entre los grupos armados que luchan contra el Gobierno de Bashar al Assad y las organizaciones terroristas.
"La separación entre los terroristas del Estado Islámico y los grupos con los que trabajan los militares de Estados Unidos, debatido desde hace mucho tiempo, es el mayor obstáculo para lograr un acuerdo definitivo sobre la crítica situación en Alepo", ha dicho el viceministro de Exteriores, Sergei Riabkov, a la agencia de noticias RIA Novosti.
Riabkov ha indicado que "si Estados Unidos anuncia próximamente que se ha hecho esta distinción, como parte de su política oficial", su secretario de Estado, John Kerry, y el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, podrían reunirse durante la cumbre del G20, que se celebra estos días en la ciudad china de Hangzhou, para hablar sobre Alepo.
Alepo es uno de los principales escenarios de la guerra por Siria. La ciudad está dividida entre los territorios controlados por la oposición, principalmente en el este, y los ocupados por el Gobierno, a lo que se suma la presencia de grupos terroristas.
Los últimos ataques sobre las carreteras que servían de vías de suministro a zonas rebeldes y gubernamentales han dejado a cerca de 300.000 civiles atrapados en Alepo. La ONU ha pedido una "pausa humanitaria" para "permitir el acceso inmediato" de la ayuda.
CONFLICTO UCRANIANO
Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha reclamado una vez más el cumplimiento de los acuerdos de Minsk para poner fin al conflicto armado en el este de Ucrania, que suma ya dos años, asegurando que el Kremlin hará su parte.
"Hay que cumplir plenamente los acuerdos de Minsk, sin ninguna restricción ni tergiversación. Nosotros lo buscamos sinceramente, pero no somos capaces de hacerlo solos, también deben hacerlo los otros miembros del Cuarteto de Normandía y Estados Unidos, porque solo este país puede influir en las actuales autoridades ucranianas", ha dicho.
Putin ha insistido igualmente en que el éxito de los pactos alcanzados el año pasado en la capital bielorrusa no es posible "sin la voluntad política de las autoridades ucranianas". Al final todo depende de ellas", ha subrayado en la sesión plenaria del Foro Económico Oriental, celebrado este sábado en la ciudad rusa de Vladivostok.
Los acuerdos de Minsk contemplan un alto el fuego, la retirada del armamento pesado y un estatus especial para las dos provincias orientales de Donestk y Lugansk, entre otros puntos, pero solo se ha cumplido lo relativo al canje de prisioneros.
La hostilidades se han disparado en las últimas semanas entre las fuerzas del Gobierno de Petro Poroshenko y los separatistas prorrusos, por lo que ha sido necesario que las partes pactaran una nueva tregua para el este de Ucrania que entró en vigor la medianoche del jueves.
La escalada de violencia se debe en parte a supuestas incursiones ucranianas en la península de Crimea, que Rusia se anexionó en 2014 en un acto unilateral que la comunidad internacional ha calificado de ilícito. Putin ha insistido este sábado en que "el tema está cerrado". "No hay ningún retorno al sistema anterior", ha afirmado.
DIÁLOGO CON COREA DEL NORTE
En otro orden de asuntos, Putin ha llamado a resolver a través del diálogo el desafío norcoreano reanudando para ello las conversaciones a seis bandas, en las que participan las dos Coreas, Japón, China, Rusia y Estados Unidos.
"Tenemos ciertos canales de comunicación con Corea del Norte y desde luego los aprovecharemos para conseguir que se supere la aguda confrontación que se observa actualmente. Intentaremos convencer a los socios norcoreanos", ha revelado.
Putin ha explicado que, si bien Rusia se opone "rotundamente a la proliferación de armas de destrucción masiva", es necesario "actuar con prudencia" para evitar "una crisis intercoreana que desemboque en una catástrofe global".
En el último año, Corea del Norte ha llevado a cabo múltiples pruebas nucleares y lanzamientos de misiles balísticos, violando de esta forma las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que prohíben expresamente estas actividades.