Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rousseff promete gobernar "de pie y con fe"

Toma de posesión de Dilma RousseffEFE

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha tomado posesión de su cargo en Brasilia, donde se ha dado un baño de masas con más de 30.000 ciudadanos y militantes del Partido de los Trabajadores (PT), a los que se ha dirigido desde la rampa del Palacio del Planalto prometiendo que cambiará Brasil "de pie y con fe".

"Siempre estaré a vuestro lado, y nada, absolutamente nada ni nadie me apartará de ese compromiso. Sé que queréis más y mejor", ha proclamado, mientras iba desgranando algunas de sus promesas más emblemáticas, como la famosa reforma política o la mejora del sistema educativo.
Rousseff ha pronunciado su 'discurso a la nación' desde la rampa del Palacio del Planalto -sede del Gobierno- tras ponerse la banda presidencial, y aunque ha sido mucho más breve que su intervención en el Congreso Nacional, ha repasado algunos temas centrales de su gestión, subrayando los logros sociales de los gobiernos del PT.
"Creemos en esta tierra, porque en los últimos 12 años aquí no se discrimina a los pobres, a los jóvenes, a los negros, a las mujeres. No importan las dificultades o los obstáculos, el pueblo brasileño vencerá", ha dicho, ante el entusiasmo general de sus seguidores, llegados de varios puntos de Brasil en la llamada 'Marcha de la Esperanza'.
UN ENCUENTRO CON BIDEN
Tras la parte más popular del largo cronograma de su toma de posesión Rousseff ha saludado a los líderes extranjeros que han acudido a Brasilia, entre los que destaca el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, con el que mantendrá un encuentro bilateral.
En total han asistido 27 jefes de Estado y de Gobierno, con amplia presencia latinoamericana: destacaban el futuro presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, y el actual, José Mujica; el de Bolivia, Evo Morales, así como la presidenta de Chile, Michele Bachelet, que ha sorprendido a muchos parlamentarios al entonar el himno brasileño en el Congreso Nacional.
La ceremonia de toma de posesión se ha iniciado con el desfile a bordo del Rolls Royce presidencial, con Rousseff acompañada de su hija Paula saludando a los presentes por las principales calles de Brasilia. Después ha jurado su cargo en el Congreso Nacional y ha pasado revista a las tropas del Ejército, antes de recibir las honras militares con el disparo de salvas.