Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rousseff abandona el Palacio de Alvorada en medio de muestras de apoyo de sus seguidores

La expresidenta de Brasil Dilma Rousseff ha abandonado este martes el Palacio de Alvorada, residencia oficial, tras ser cesada definitivamente en un 'impeachment' (juicio político) por irregularidades contables.
La exmandataria ha sido recibida por decenas de seguidores que estaban en las afueras del palacio, en la capital, Brasilia, para despedirla y entregarla flores, antes de iniciar su viaje hacia la localidad de Porto Alegre.
"Muchas gracias", ha dicho a los presentes, alguno de los cuales ha llegado a abrazarla antes de entrar en su vehículo, según ha informado el diario brasileño 'O Globo'. "La lucha continúa", ha agregado, visiblemente emocionada.
Finalmente, ha abandonado el lugar en medio de gritos de sus seguidores de 'Dilma, guerrera del pueblo brasileño'. Rousseff ha viajado a Porto Alegre, donde vivía antes de llegar a la Presidencia.
Aunque establecerá su residencia en Porto Alegre, también planea pasar una temporada en Río de Janeiro, donde su madre tiene una casa y donde viven su hija y sus nietos.
Rousseff pidió la semana pasada "la suspensión inmediata de los efectos" del fallo del Senado, lo que incluye que Michel Temer, que el miércoles juró como presidente permanente, vuelva a la "situación de interinidad".
Aunque técnicamente Temer está facultado para concluir el mandato presidencial, que se extiende hasta 2018, sobre el horizonte planea la posibilidad de que se convoquen elecciones anticipadas para superar la crisis política.