Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rohani promete "una respuesta apropiada" si Obama no veta la extensión de las sanciones de EEUU contra Irán

El Parlamento iraní aprueba una moción para solicitar al Gobierno que reactive el programa de enriquecimiento de uranio
El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha prometido que responderá de manera "apropiada" a la decisión tomada esta semana por el Congreso de Estados Unidos para prorrogar diez años más la ley que regula las sanciones contra la República Islámica si el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no hace uso de su veto ejecutivo para anularla tal y como le ha pedido este domingo el dirigente iraní.
Rohani así lo hizo saber durante una sesión parlamentaria celebrada hoy donde la práctica totalidad de la cámara ha aprobado una moción -- 264 votos a favor de un total de 290 escaños -- para pedir al Gobierno que reactive los sistemas de enriquecimiento de uranio, suspendidos desde la firma hace un año del histórico acuerdo nuclear con la comunidad internacional.
Precisamente, Rohani entiende que la ampliación de la vigencia de la ley contraviene los términos estipulados en el acuerdo de 2015, negociado con los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania (el Grupo 5+1), que estipulaba la reducción paulatina de las sanciones que pesaban sobre la república islámica a cambio de que Irán suspendiera proyectos supuestamente destinados a la fabricación de un arma de destrucción masiva.
"Primero, como presidente de la República Islámica y jefe del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, voy avanzando que Irán no va a tolerar que alguno de los países 5+1 viole los términos del acuerdo", ha declarado Rohani, a la espera de que, como ya ha avanzado la Casa Blanca, Obama estampe su firma en pocas fechas para ratificar esta extensión.
"La firma de la Ley de Sanciones contra Irán es una violación de los compromisos asumidos por Washington. Y cualquier violación irá acompañada de una respuesta apropiada", ha declarado el presidente iraní, quien recordó que "el presidente Obama no está obligado a firmar esta medida, y tiene la capacidad de usar todo su poder para impedir esta ley".
Estados Unidos, por su parte, ha intentado llamar a la calma al asegurar que la ampliación de la vigencia de la ley no implica automáticamente nuevas sanciones contra Irán. La llamada ISA no es más que el marco empleado para la imposición de las mismas, y simplemente se limitaría a facilitar la restauración de las sanciones eliminadas, en el caso de que fuera necesario.