Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Robert F. Kennedy Jr. no ve posible una moción de censura contra Trump porque "los votantes le adoran"

El abogado y activista medioambiental Robert F. Kennedy Jr. ha considerado este jueves que no es posible que se articule una moción de censura contra el presidente estadounidense, Donald Trump, a cuenta de las presuntas presiones que habría ejercido sobre el anterior responsable del FBI, James Comey, para que dejase de investigar las conexiones del exconsejero de Seguridad Nacional Michael Flynn con Rusia, porque esto, en Estados Unidos, "no es ilegal" y porque sus votantes "le adoran".
Así se ha pronunciado Robert F. Kennedy Jr. en el coloquio posterior a su intervención en los desayunos informativos organizados por Europa Press Andalucía y la Fundación Cajasol en colaboración con Atlantic Copper, Orange y Grupo Abades, al que han acudido el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, sobre el nombramiento como investigador especial a Robert Mueller, que fuera director del FBI de 2001 a 2013.
De esta manera, ha señalado que, si bien ha escuchado a algunos demócratas y republicanos hablar de una posible moción de censura, a su juicio, "va a ser difícil en este momento conseguir quitar a Trump de su mandato antes de que finalice la legislatura" porque para que eso ocurra "van a tener que pillarle haciendo algo ilegal".
"Aunque las declaraciones hechas al FBI fueran ciertas, bajo la ley americana no es ilegal", ha proseguido Kennedy Jr, quien ha explicado que en Estados Unidos "no es ilegal decir a un policía que no sea muy exigente con alguien: no es obstrucción a la justicia a no ser que haya un caso judicial o una audiencia en el Congreso".
En cualquier caso, entiende que lo que ocurre es un problema político ya que Trump "es muy popular con su base electoral y, aunque a los senadores y a la mayor parte de los republicanos no les gusta, tienen celos y no le gusta porque piensan que ha degradado la política y las instituciones gubernamentales, los votantes le adoran".
Robert F. Kennedy Jr. ha señalado que no se desarrollará una moción de censura porque sino "su base electoral le va a dar la espalda".
Lo que ha hecho, según ha explicado, "es algo que no ha sido técnicamente ilegal, puede ser una falta, pero desde el punto de vista jurídico no le van a pillar". "No le van a hacer una moción de censura, los senadores y congresistas no pueden permitirse perder esos votantes que son la base de Trump", ha agregado.
ACUERDO DE PARÍS
De otro lado, el abogado y activista medioambiental ha explicado que más o menos 6.000 municipios estadounidenses han firmado el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París y que el 90 por ciento de los alcaldes, que son demócratas, piensan que el calentamiento global "es una amenaza existencial", por eso no cree que el país se salga del tratado parisino.
Así las cosas, ha señalado que en Estados Unidos "las empresas no quieren que no firmemos el acuerdo de París" y de hecho, como ha relatado, "hay varias empresas de Forbes 500 que ha escrito una carta a Trump pidiéndole que no se salga de los acuerdos de París", frente a otras dos empresas que sí le han pedido que se salgan.
"Para Trump va a ser para el difícil salirse de París", ha proseguido Kennedy Jr., que ha considerado que "lo más interesante en Estados Unidos ocurre a nivel local".
En este sentido, ha puesto el ejemplo de California, que tiene la novena economía "más grande del mundo" y siendo "muy liberal", está "muy comprometida con el calentamiento global". Así, el abogado ha defendido que "aunque el gobierno federal desaparezca, tiene que hacer lo que diga California y de esta forma, como las fuerzas económicas son tan importantes y porque hay tanto poder a nivel local, no vamos a salir del Acuerdo de París".