Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rio Grande do Norte pide refuerzo al Gobierno federal para retomar el control de la prisión de Alcaçuz

El Gobierno del estado brasileño de Rio Grande do Norte ha solicitado refuerzos a la Fuerza Nacional de Seguridad --compuesta por policías militares y civiles, bomberos militares y peritos-- para intervenir en la prisión de Alcaçuz, en Natal, donde este fin de semana tuvo lugar un motín que se saldó con la muerte de 26 personas.
La intención del Gobierno estatal es tratar de recuperar el control de la prisión, según se extrae de una carta enviada por el gabinete del gobernador, Robinson Faria, y recogida por el portal G1 del grupo Globo.
En el documento, Faria solicita al ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, una autorización para hacer uso de la denominada Compañía de Respuesta Rápida, un equipo de la fuerza nacional que serviría para "la intervención" en Alcaçuz.
Asimismo, ha solicitado el uso durante 30 días de un helicóptero para misiones relacionadas con la seguridad pública, así como otras misiones médicas.
La prisión de Alcaçuz, ubicada a 25 kilómetros de Natal, cuenta con más de 1.000 presos pese a tener capacidad para solo 620, según datos del Ministerio de Justicia brasileño.
En las últimas semanas se han producido varios motines con muertos en prisiones brasileñas, el más grave el ocurrido a principios de año en una prisión de Manaos en el que murieron 54 presos y se fugaron un centenar de reclusos.