Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rescate de una familia en alta mar tras enfermar la hija pequeña

Eric y Charlotte Kaufman llevan años viajando por todo el mundo en su barco velero, incluso con sus hijas desde que nacieron. Tal era su pasión que decidieron dar la vuelta al mundo los cuatro juntos. Pero la pequeña de las niñas, de un año, se puso enferma y la falta de viento les dejó aislados en alta mar. La familia tuvo que ser rescatada por las fuerzas aéreas estadounidenses.

La familia Kaufman comenzó su vuelta al mundo el pasado mes de marzo. El viaje transcurría con normalidad pero, cuando se encontraban a 900 kilómetros de la costa mexicana la pequeña Lyra, de un año, comenzó a tener fiebre y una erupción cutánea. Además, la falta de viento dejó a la familia aislada en alta mar.
La familia tuvo que mandar una llamada de socorro y las fuerzas aéreas estadounidenses acudieron en su ayuda. Finalmente, una vez localizados por varios paracaidistas, fueron trasladados a un buque donde comenzaron a tratar a la pequeña y regresan a casa.
Según informa FoxNews.com, se desconoce que enfermedad fue la que aquejó a la pequeña pero, días antes de partir, le detectaron un brote de salmonelosis. El matrimonio asegura que se recuperó bien y los médicos les dijeron que no había problema en emprender el viaje.
Eric y Charlotte han defendido su pasión por el mar y su decisión de viajar con sus pequeñas, “entendemos que hay quienes ponen en duda nuestra decisión de navegar con nuestra familia, pero así es como nuestra familia ha vivido durante siete años, estamos orgullosos de nuestra elección y nuestra preparación”.
La pequeña se recupera favorablemente mientras viajan rumbos a San Diego a bordo del buque de la armada. El que no regresará es el velero de la familia, que fue hundido por los militares al comprobar que estaba haciendo aguas.