Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Republicanos, decididos a ganar las legislativas y abiertos a una cohabitación con Macron

El presidente del Senado francés y dirigente de Los Republicanos, Gérard Lacher, se ha mostrado convencido este martes de que su partido aún puede ganar las elecciones legislativas de junio pese a la tercera plaza de su candidato en las presidenciales y forzar con ello una cohabitación con Emmanuel Macron.
En declaraciones a RTL, Lacher ha subrayado que su partido ha "evitado la implosión", después de que François Fillon quedara tercero con el 20 por ciento de los votos, y ahora está centrado en las legislativas del 11 y 18 de junio.
"Queremos y podemos ganar", ha sostenido el senador, asegurando que no le preocupa una eventual cohabitación con el centrista Emmanuel Macron, ganador de la primera vuelta y favorito para la segunda, porque es algo que ya vivió como parlamentario.
"Vimos que fue en ese momento cuando el país conoció su mayor transformación bajo el impulso de Jacques Chirac", el presidente conservador que cohabitó con un Gobierno encabezado por el socialista Lionel Jospin entre 1997 y 2002.
En opinión de Lacher, una nueva cohabitación en Francia, en lugar de bloquear el país, permitiría "poner de acuerdo sobre un cierto número de reformas". "Hay proyectos también que podemos construir juntos", ha sostenido.
La cúpula directiva de Los Republicanos llamó este lunes a no votar a Le Pen en la segunda vuelta. "Frente al Frente Nacional la abstención no puede ser una opción, llamamos a votar contra Marine Le Pen para derrotarla en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales", reclamaron en un comunicado.
NUEVO PROYECTO POLÍTICO
En las filas del partido han sido numerosas las voces que llaman a replantearse el proyecto que formuló Fillon para las presidenciales, más ahora que el candidato presidencial ha dicho que no se considera legitimado para dirigir esta pugna.
"Hace falta un nuevo proyecto colectivo para las legislativas", ha reivindicado Brice Hortefeux, muy cercano al expresidente Nicolas Sarkozy, una opinión que comparte el exministro Eric Woerth. "Hay que encontrar a las categorías populares que no han votado por nosotros. No hemos sabido hablarles, no hemos sabido hablar a los jóvenes tampoco", ha sostenido.