Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido reforzará la seguridad en el puerto de Calais para evitar la inmigración

Puerto de CalaisWikipedia

Las autoridades británicas han anunciado el envío de las vallas empeladas en la reciente cumbre de la OTAN celebrada en Newport, Gales, los días 4 y 5 de septiembre al puerto francés de Calais para evitar la entrada de inmigrantes en los cargamentos que se dirigen a las costas británicas y dar así un mensaje de que Londres no son "blando" con la inmigración ilegal.

El secretario de Estado de Inmigración, James Brokenshire, ha explicado en declaraciones a 'The Sunday Telegraph' que depende de las autoridades francesas la seguridad y el orden en territorio francés, pero Reino Unido "puede hacer más". "Ofrecimos 3 millones de libras al Puerto de Calais hace tres meses para ayudar a mejorar la seguridad", ha señalado.
"Mañana iremos más allá. Vamos a ofrecer a nuestros socios franceses las vallas utilizadas la semana pasada para garantizar la seguridad de la cumbre de la OTAN de Newport", ha añadido. Con estas vallas "se podrá reemplazar y ampliar el vallado inadecuado de Calais, que los inmigrantes pueden escalar con facilidad", ha explicado.
Brokenshire ha advertido a los inmigrantes de que "no deben hacerse ilusiones sobre lo que les espera si llegan aquí de forma ilegal" y ha recordado que la Ley de Inmigración contempla que quien no se encuentre de forma legal en el país no tendrá derecho a beneficios en vivienda, a abrir una cuenta bancaria ni a conseguir el carné de conducir.
Asimismo ha apuntado directamente a las organizaciones de tráfico de seres humanos. "Las soluciones efectivas deben implicar la cooperación, no la confrontación" con los países del otro lado del canal de la Mancha.
En las últimas semanas se ha concentrado en Calais un importante número de inmigrantes ilegales con la esperanza de entrar de contrabando en Reino Unido y el propio Ayuntamiento de Calais ha pedido ayuda a las autoridades británicas para afrontar esta situación.