Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido estudia ofrecer una visita de Estado a Trump

El Gobierno británico ha admitido que está estudiando la posibilidad de invitar al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, para que realice una visita de Estado a Reino Unido, un simbólico gesto reservado tradicionalmente a dos dirigentes cada año.
"La invitación para una visita de Estado es una de las cosas bajo consideración tras la elección del nuevo presidente de Estados Unidos", ha admitido una portavoz de Downing Street, según la cadena BBC. El Gobierno de Theresa May ha insistido en la "especial relación" entre los dos países.
El mandatario saliente, Barack Obama, ya realizó una visita de este tipo en 2011, aunque en el caso de Trump su reconversión política ha estado plagada de polémicas también en Reino Unido. En enero, el Parlamento británico llegó a debatir vetar la entrada al magnate por su controvertida propuesta contra la inmigración musulmana.
Frente a un viaje oficial al uso, la consideración de una visita como de Estado implica dotarla de más simbolismo y calado político. La reina Isabel II actúa de anfitriona y el visitante suele quedarse en el Palacio de Buckingham o en el Castillo de Windsor.