Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueve muertos en Reino Unido, Francia, Alemania y Países Bajos por el temporal

El temporal que ha afectado a gran parte de Europa, especialmente Reino Unido, Francia, Alemania y Países Bajos, ha causado al menos nueve muertos, cuatro de ellos en la parte sur de Inglaterra, y graves complicaciones en los servicios de suministro de electricidad y las infraestructuras de transporte. Aunque lo peor de temporal ya ha pasado, los efectos se seguirán sintiendo hoy.

Los cuatro fallecidos en Inglaterra han perdido la vida a consecuencia de la caída de árboles. Dos de las víctimas fallecieron después de que un árbol golpease una tubería de gas y se produjese una explosión, mientras que las otras dos se encontraban en sus vehículos cuando se produjo el impacto, según informa la cadena de televisión británica Sky, que ha identificado a una de las personas fallecidas como una joven de 17 años.
A las víctimas de Inglaterra se suman dos en la parte oeste de Alemania, en concreto en Gelsenkirchen, después de un árbol cayese sobre un vehículo, informa el periódico 'Der Westen'. Los fallecidos son el conductor del coche y su sobrina, mientras que otros dos menores, hijos de la primera de las víctimas, resultaron heridos.
En la Bretaña francesa, una mujer ha muerto ahogada. La mujer, de unos 50 años, fue golpeada por el oleaje en Belle-Ile-en-mer. Varios testigos llamaron inmediatamente a los servicios de emergencia, que enviaron una zodiac de los bomberos, un barco de salvamento marítimo y un helicóptero de protección civil en su búsqueda, según el diario 'Le Figaro'.
Por otra parte, las autoridades de Países Bajos han confirmado a la cadena RTL dos víctimas mortales por caídas de árboles en la parte centro, una de ellas en Ámsterdam.
Problemas en el transporte
El temporal ha causado graves interrupciones en los sistemas de transporte a causa de las intensas precipitaciones y los fuertes vientos, que han llegado a superar los 170 kilómetros en algunas zonas de Dinamarca.
A causa de los fuertes vientos, el aeropuerto londinenses de Heathrow ha cancelado más de 130 vuelos, una tónica que también se ha repetido en los aérodromos de Schiphol o Hamburgo, entre otros. Las interrupciones se han extendido también a los servicios ferroviarios y portuarios de los países afectados.
En Reino Unido, al menos 600.000 viviendas han sufrido cortes de luz, un efecto del temporal que también se ha notado en Francia, donde alrededor de 42.000 hogares se han quedado sin suministro eléctrico.
El temporal ha recorrido prácticamente toda la parte centro y norte de Europa y, ya por la tarde, tenía su centro en la zona de Gotemburgo, en Suecia, según la radiotelevisión pública británica BBC. Aunque lo peor ya ha pasado, sus efectos se siguen notado.