Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Registrados nuevos combates entre el Ejército de Sudán y varios grupos rebeldes en Darfur del Norte

El Ejército de Sudán y varios grupos rebeldes han protagonizado este domingo nuevos enfrentamientos en Darfur del Norte, en medio de la escalada de tensiones en la zona en los últimos días.
Según las informaciones recogidas por el diario local 'Sudan Tribune', en los combates han participado el Ejército y las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), por una parte, y el el Movimiento de Liberación de Sudán-Minni Minnawi (SLM-MM) y el Movimiento de Liberación de Sudán-Consejo de Transición (SLM-TC), por otra.
El portavoz de las RSF, Adam Salí, ha asegurado que sus fuerzas han derrotado a los rebeldes en el área de Ain Siro, en la localidad de Kutum, tal y como ha recogido la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.
Por su parte, el SLM-MM y el SLM-TC han acusado a las tropas gubernamentales de atacar sus posiciones en la zona, agregando que la ofensiva ha sido repelida tras causar "grandes bajas" a las fuerzas de Jartum.
La Operación Híbrida de la Unión Africana y Naciones Unidas en Darfur (UNAMID) expresó el lunes su preocupación por los últimos enfrentamientos registrados entre el Ejército y varios grupos rebeldes en Darfur Norte y Darfur Oriental.
El representante especial de la UNAMID, Jeremiah Mamabolo, resaltó que "se han logrado avances importantes en el camino hacia la paz y la seguridad en Darfur, por lo que sería un duro golpe ver que estas ganancias son puestas en peligro".
"La UNAMID pide a todas las partes implicadas en esta última ronda de combates que muestren contención y usen el proceso de paz para resolver todos los asuntos pendientes", dijo.
En su comunicado, Mamabolo recalcó que "este es el único camino de acción que puede satisfacer los intereses del pueblo de Darfur", recordando además a las partes "su compromiso unilateral con un alto el fuego que fue decidido como gesto de buena voluntad".
El Gobierno sudanés ha acusado a los grupos rebeldes de llegar a la zona desde Libia y Sudán del Sur, mientras que el SLM-MM y el SLM-TC han asegurado que fue el Ejército el que atacó sus posiciones.