Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Registrado un nuevo ataque contra las instalaciones petroleras del Delta del Níger

Las instalaciones petroleras del Delta del Níger han vuelto a ser atacadas con bomba este lunes, en un ataque del que ha asumido la responsabilidad el Movimiento por la Justicia Verde en el Delta del Níger.
En su comunicado, recogido por el diario nigeriano 'Vanguard', la milicia ha detallado que la instalación atacada es operada por la Compañía de Desarrollo del Petróleo de Nigeria.
"La 'Operación Lágrimas de Cocodrilo' no se detiene, y está decidida a alcanzar sus objetivos", ha dicho el grupo, recalcando que "hasta que el Gobierno no dé los pasos adecuados, la canción seguirá sonando".
El líder del Movimiento por la Justicia Verde en el Delta del Níger, Aldo Agbalaja, afirmó la semana pasada tras uno de estos ataques que "el Delta del Níger no es un territorio conquistado y nuestra gente nunca se ha rendido ante la intimidación, si no que hace frente a la brutalidad del opresor".
Estos ataques han tenido lugar después de que Vengadores del Delta del Níger, que abandonó las armas en agosto, haya denunciado al Ejército por acosar a civiles en su presunta búsqueda de milicianos en la región.
En junio, Vengadores del Delta del Níger alertó del riesgo de que esta región se independice de Nigeria por la actitud que mantiene el Gobierno nigeriano hacia el uso de los recursos del país.
Tras anunciar el fin de sus operaciones el 29 de agosto, la milicia instó al presidente, Muhammadu Buhari, a "quitarse el disfraz de secuaz del imperialismo" y adoptar "una actitud verdaderamente positiva para reestructurar y autodeterminar cada parte de Nigeria" en beneficio de sus habitantes.