Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Los condenados a muerte viven mejor que nosotros"

Hacinados y, ahora, muertos de frío. Cerca de 2.500 refugiados del campo de Moria, en Lesbos, Grecia, resisten como pueden la ola de frío que está azotando el continente europeo. Su situación es dramática, tal y como cuenta y graba uno de ellos con el teléfono móvil.