Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'Rasputín' que puede acabar con la presidenta de Corea del Sur

Park Geun-hyeInformativos Telecinco

Escándalo en Corea del Norte. La Presidenta del país se ha visto envuelta en un escándalo de corrupción que la puede hacer perder su cargo. Todo comenzó cuando se descubrió que Choi Soon-sil, una amiga, había aprovechado su amistad para enriquecerse. 

Choi Soon-sil es la mujer que ha hecho temblar el mandato de Park Geun-hye, presidenta de Corea del Sur. Gracias a ella, Park se ha visto involucrada en un creciente escándalo de corrupción.
Todo comenzó cuando la cadena de televisión JTBC encontró evidencias de que Choi, amiga de la Presidenta, había recibido documentos secretos en una tablet. La relación entre Choi y Park era tan estrecha que durante muchos años había sido la guía espiritual de la Presidenta y llegó a ser considerada como su 'Rasputín'.
Los fiscales coreanos hallaron pruebas suficientes para Choi Soon-Sil, que fue detenida y acusada de haber aprovechado su amistad con Park para beneficiarse económicamente. Además, habría utilizado sus lazos con Park para medrar en asuntos de Estado, especialmente en asuntos como los discursos de la mandataria, su vestimenta o la selección de sus secretarias.
Todo este escándalo ha afectado de manera muy directa a Park y su imagen pública se ha ido deteriorando en las últimas semanas. El principal partido de la oposición anunció que estaba plantando someter a la Presidenta a un juicio político. Además, la Fiscalía la ha señalado como cómplice en el asunto, por lo que ya son muchos los que piden su dimisión.
Ante esto, Park ha expresado este martes su disposición a dimitir en el marco de un proceso acordado por el Parlamento. Asimismo, ha vuelto a presentar sus disculpas por lo ocurrido, afirmando que "siente un gran pesar" por no poder reducir el malestar público por el escándalo, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.