Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las primeras Rangers servirían en el cuerpo de élite del Ejército si se abre a mujeres

Kirsten Griest (izq.) y Shaye Haver, ranger del ejército de EEUUREUTERS

Shaye Haver y Kristen Griest, las dos primeras soldados en graduarse en la Escuela Ranger tras superar unas agotadoras pruebas, han manifestado su intención de servir en el cuerpo de élite del Ejército estadounidense --el 75º Regimiento Ranger-- si se abre a las mujeres, ya que actualmente sólo acepta hombres en sus filas.

Los dos mujeres, junto con 94 hombres, pasaron con éxito el curso de liderazgo de 62 días, que enseña a los candidatos "cómo superar la fatiga, el hambre, y el estrés de liderar a otros soldados durante operaciones especiales con pequeñas unidades de combate", ha indicado el Ejército a través de un comunicado.
En una rueda de prensa previa al acto de graduación, que tendrá lugar este viernes, Haver --piloto de helicóptero de 25 años de edad-- celebra haber podido ganarse "el respeto de los compañeros, al cumplir con los mismos desafíos que les platearon a ellos".
Por su parte, Griest --de 26 años-- ha dicho que siente que los hombres con los que han compartido esta experiencia han contribuido igual que ellas a normalizar la incorporación de las mujeres en estas áreas de las Fuerzas Armadas estadounidenses, según informa el diario 'USA Today'.
El pasado mes de abril, 19 mujeres y 381 hombres comenzaron su participación en la primera escuela de Rangers del Ejército que incluía mujeres. El curso, que se desarrolló en las instalaciones de Fort Benning, en el estado estadounidense de Georgia, incluye la formación en bosques, terrenos montañosos y pantanos. Más de la mitad de los candidatos no pudo superar las duras pruebas.
Este logro supone un gran avance para las mujeres en las Fuerzas Armadas estadounidenses, en un momento en que cada una de las ramas militares examina cómo integrar a las mujeres en puestos de trabajo como el de soldado de infantería, en los que nunca se les ha permitido servir.
"Cada graduado de la Escuela Ranger ha mostrado la fortaleza física y mental para conducir con éxito las organizaciones en todos los niveles. Este curso ha demostrado que todos los soldados, independientemente de su sexo, puede alcanzar su pleno potencial", dijo el secretario del Ejército estadounidense, John McHugh.